• Gobierno pretende quitarle la residencia a las personas que salgan del país en semana santa, violentando su derecho al asilo.
  • Esto vulnerabiliza a quienes vienen huyendo de conflictos socio-políticos y se encuentra en condiciones de pobreza.

Por Sthefanny Zúñiga

Hoy en la conferencia de prensa efectuada al medio día el Ministro de Seguridad anunció una de las nuevas disposiciones del gobierno: personas residentes o refugiadas que salgan del país durante semana santa perderán su estatus migratorio, según las declaraciones del ministro “esto es claro, si una persona residente o en condición de refugiado sale del país, se le va a eliminar esta condición, este medida lo que pretende es evitar que la gente salga del país, no es conveniente para el país ni para la ciudadanía costarricense”.

Sin embargo, esta medida tiene una fuerte carga xenofóbica y persecutoria por parte del gobierno: pretender reprimir a las personas con la pérdida tanto de la residencia como del refugio. Es inhumano y atenta contra los derechos democráticos de esta población, en el país la población migrante está mayoritariamente conformada por personas nicaragüenses o colombianas quienes vienen en busca de mejores condiciones de vida.

Según la ACNUR el estatus de refugiado o refugiada se da cuando “ellos [y ellas] son reconocidos precisamente porque es demasiado peligroso para ellos [y ellas] el regresar a casa, y necesitan asilo en otros lugares. Estas son personas, a quienes negarles el asilo, puede traerles consecuencias mortales.”[1] Por demás el país se encontraría negándoles a estas personas el derecho al asilo. Según este mismo organismo para el 2018 en el país existía un total de 5.000 personas refugiadas la mayor parte provenientes de Colombia, Nicaragua, Cuba y Venezuela; numeró que continua en aumento por los conflictos de los países vecinos.

 

Sobre el país pesan denuncias de distintas organizaciones defensoras de las poblaciones migrantes y refugiadas[2] por no atender con eficiencia los casos de solicitud de refugio: el proceso de solicitud de refugio impone obstáculos como la falta de una definición ampliada de  persona refugiada que reconozca el derecho a asilo al huir de conflictos socio-políticos, altos costos para los trámites migratorios, requisitos de difícil acceso como documentos y pruebas, falta de acceso a servicios de asistencia legal, falta de acceso a salud, vivienda, educación y trabajo, con respecto a este último[3].

Por demás, si analizamos la situación desde una perspectiva de género nos encontramos con escenario más apremiante, la mayor parte de las mujeres refugiadas se encuentra en situación de pobreza, problemas para acceder al empelo “cuando un hombre y una mujer refugiados solicitan un empleo, se le da preferencia al hombre”, “tiene pocas posibilidades de participar de los procesos y programas diseñados para la atención de las personas refugiadas[4].

Todas estas condiciones se extienden, en mayor o menor medida, a la población migrante en general, la cual se beneficia mucho menos de programas sociales, visitan mucho menos los centros de salud, tienen menos oportunidades de educación y, por otra parte, que son quienes sostienen la producción agrícola[5] en trabajos precarizados

Visto lo anterior resulta claro que la medida adoptada por el gobierno pone en riesgo las vidas de miles de personas que se encuentran bajo amenaza y cuya situación en estos días es mucho más vulnerable dadas las medidas ejecutadas por el Estado, como lo pueden ser: los rebajos salariales y la flexibilidad para suspender los contratos laborales ya que esta población se encuentra en condiciones de precarización.

Ningún Estado debe negar la circulación de personas, máxime cuando son perseguidas. Por ello desde el Nuevo Partido Socialista repudiamos y denunciamos esta medida como una muestra más del autoritarismo del gobierno de Carlos Alvarado y la reproducción de discursos xenofóbicos por parte del Estado.

Para enfrentar el avance del Covid-19 se requieren medidas sanitarias no políticas represivas. Se necesita fortalecer el sistema de salud, que sea universal e incluya a estas poblaciones en situación de vulnerabilidad.


[1] ACNUR. Cr. https://www.acnur.org/costa-rica.html

[2] CENDEROS. https://cenderos.org/article/tag/refugiados/

[3]Ibíd.

[4] Ivana Patricia. 2007. http://repositorio.sibdi.ucr.ac.cr:8080/jspui/bitstream/123456789/1433/1/27803.pdf

[5] Gabriela Mayorga. https://www.ucr.ac.cr/noticias/2017/07/28/mas-del-12-de-la-poblacion-en-costa-rica-esta-excluida.html

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre