Las familias Cabécar recuperadoras del territorio de China Kichá serán desalojadas el próximo 29 de setiembre de la finca Kono Ju, tierra ancestral que históricamente les pertenece. Esto representa una amenaza a su seguridad ya que desde la recuperación del territorio, han garantizado su soberanía alimentaria cultivando distintas cosechas.

Las poblaciones originarias siguen sobreviviendo a la violencia estatal y al no reconocimiento de sus derechos como pueblo indígena, que están establecidos en convenios internacionales y en la legislación nacional.
¡JUSTICIA PARA SERGIO, JEHRY Y LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre