• Gobierno y UCCAEP impulsan proyectos contra la legislación laboral.
  • Villalta llama a cerrar acuerdos y no critica los ataques del gobierno y las patronales.

Por Víctor Artavia Quirós

El gobierno y la Unión de Cámaras Costarricenses (UCCAEP) aprovechan la coyuntura abierta por la pandemia del COVID-19 para imponer medidas contra la clase trabajadora.

Como denunciamos días atrás en diferentes notas de Izquierda Web, el Ministerio de Trabajo, en atención a las demandas de las cámaras patronales, trabaja en una serie de modificaciones reglamentarias para acortar los plazos para suspender los contratos de trabajo, una medida que permitiría a los empresarios mandar a los trabajadores y trabajadoras a sus casas sin pago de salario por el tiempo que dure la pandemia. Es una medida que, para efectos prácticos, constituye un “despido temporal”, durante el cual los trabajadores y trabajadoras deben ingeniárselas para afrontar los gastos de manutención cotidianos (alimentación, pago de servicios y alquileres).

Aunado a esto, el gobierno anunció sus intenciones para reformar el Código de Trabajo y permitir la reducción de las jornadas de trabajo y salarios hasta en un 50% durante coyunturas de emergencias; por su parte, la UCCAEP presiona porque se apruebe la flexibilización a las jornadas de trabajo.

Lo anterior nos conduce a lo siguiente: la pandemia y sus efectos sociales son un asunto político. En este sentido, es absurdo presuponer que las medidas del gobierno de Carlos Alvarado no respondan a intereses de clase, en este caso, a los de arriba.

Por lo anterior, resulta escandaloso que el diputado del Frente Amplio (FA), José María Villalta, publicara en sus redes sociales el 17 de marzo el siguiente mensaje: “Este no es el momento de realizar control político. Ahora lo que corresponde es llegar a acuerdos y cerrar filas alrededor de los proyectos de urgencia para atender el inminente impacto económico y garantizar la continuidad de los servicios públicos”.

En medio de una coyuntura de crisis sanitaria y con fuertes repercusiones económicas, donde los de arriba (gobierno, partidos burgueses y cámaras patronales) trabajan a toda máquina para imponer contrarreformas laborales y garantizar que el Estado no les cobre impuestos o la seguridad social a los empresarios, el diputado del FA renuncia al control político y  enarbola un discurso para hacer “acuerdos” (una variante del llamado a la “unidad nacional” del reformismo parlamentario ante cada crisis).

Nos tomamos el tiempo de revisar el perfil de facebook oficial del diputado Villata y sorprende que, de un total de once publicaciones con relación a la pandemia del COVID-19 (hasta el 19 de marzo a las 13 horas), ninguna contenga una crítica o alerta sobre los proyectos del gobierno para aprobar la flexibilización laboral.

De hecho, en su perfil se encuentra un artículo de opinión titulado “Para ayudar a la economía y a los más pobres”, publicado por el diario La Extra[1], donde el diputado Villalta explícitamente plantea que “El Frente Amplio manifiesta igualmente su plena disposición de estudiar y apoyar los proyectos de ley o iniciativas del Poder Ejecutivo, de otros partidos políticos o de las organizaciones de la sociedad civil que contribuyan a transitar esta emergencia nacional con la menor afectación posible a la economía y sobre todo a la ciudadanía”. Lo cierto del caso es que ya hay varios proyectos planteados por el gobierno y los partidos de los empresarios en la corriente legislativa[2], los cuales protegen a los empresarios y afectan a la clase trabajadora, pero ante esto Villalta guarda un silencio cómplice.

Peor aún, en esa misma nota sostiene que “La eventual suspensión de contratos de trabajo o la reducción de jornadas laborales no debe significar en ningún caso la pérdida del seguro social o el despido de las personas trabajadoras”. Así, en medio de un ataque sin precedentes contra las conquistas laborales del país, José María Villalta ni siquiera plantea su oposición escrita a los proyectos de suspensión de contratos de trabajo o de reducción de las jornadas de trabajo.

Posiblemente esas medidas cuenten con un amplio apoyo entre los partidos representados en la Asamblea Legislativa; asimismo, suponemos que Villalta va votar en contra de la flexibilización laboral (hasta con un discurso para replicar en redes sociales). Pero esto no excusa al diputado de “izquierda” sobre la tarea política de denunciar el carácter de clase de esos proyectos y llamar a combatir su avance en la agenda legislativa (por ejemplo un cacerolazo nocturno en medio de la coyuntura actual, como hicieron en Brasil contra Bolsonaro el 17 y 18 de marzo). Al respecto nos parecen valiosas las palabras de Rosa Luxemburgo sobre el parlamentarismo de izquierda, el cual siempre ubicó como un medio en función de la educación política de las masas y un resorte para la lucha social: “La pelea de discursos es útil como método parlamentario sólo para un partido combativo que está buscando apoyo popular. Dar un discurso en el parlamento, esencialmente, es siempre hablar hacia afuera de la ventana” (“Socialdemocracia y parlamentarismo”, 1904).

Villalta optó por una política diferente: su política es la “línea de menor” resistencia, comportándose como un diputado “propositivo” que no critica al gobierno de Carlos Alvarado, algo absurdo cuando el Poder Ejecutivo no desaprovecha la emergencia para profundizar la guerra social contra la clase trabajadora. Esto confirma el carácter pro-gobierno del  FA, tanto por la participación de Patricia Mora en el gabinete, pero también por la complicidad parlamentaria de Villalta en medio de la crisis de la pandemia.

[1] Se puede acceder en https://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/413856/para-ayudar-a-la–economia-y-a-los-mas-pobres?fbclid=IwAR08nQODnLf1seDm88IFs59RhbAR3CqZSHBuUI-M5oylv86jSBluSxkLs24

[2] Ver “Frente al COVID-19 el gobierno favorece a empresarios y ataca los derechos laborales” http://izquierdaweb.cr/titulares/nacional/frente-al-covid-19-el-gobierno-favorece-a-empresarios-y-ataca-los-derechos-laborales/.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre