• Se aprueba la reducción de salarios y jornadas laborales.
  • Se presenta un proyecto de ley para imponer un “toque de queda”.

Por Sthefanny Zúñiga

El día de hoy se aprobó en primer debate el proyecto de ley para “flexibilizar las jornadas de trabajo”, con lo cual se reducen las mismas y los salarios de los sectores trabajadores. El proyecto fue aprobado por unanimidad en el plenario legislativo, con el voto positivo del diputado frenteamplista Villalta. El proyecto permite reducir hasta un 75% las jornadas laborales, y si una “empresa con una afectación de al menos 20% en sus ingresos, en comparación con el mismo periodo del año anterior y como resultado del Covid-19, tendrá potestad de reducir hasta en un 50% las jornadas laborales de sus empleados[1].

En pocas palabras ¡A este gobierno poco le importa que una persona se quede sin comer! So excusa de enfrentar el problema económico que implica el Covid-19 ¿Cómo pretende el gobierno que sobrevivan las muchas familias que viven en pobreza?

Por si fuera poco, en los pasillos de la Asamblea Legislativa circulan tanto una moción de orden como un proyecto de ley para suspender las garantías constitucionales de libre tránsito y reunión, suspendiendo los artículos 22 y 26 de la Constitución, respectivamente. Con este proyecto un sector conservador y fundamentalista de la Asamblea Legislativa toman la pandemia para justificar sus políticas reaccionarias y anti-democráticas, tal como lo hacen varios gobiernos alrededor del mundo, por ejemplo el caso de Macron en Francia, Piñera en Chile e incluso como acontece en Costa Rica con los ataques a las condiciones laborales.

Muy a pesar de las declaraciones previas del Ministro de Salud y el de Seguridad, asegurando que no se aplicaría ningún toque de queda, ya que es una “medida extrema[2]”, este proyecto, por el contrario, pretende ser un portillo para establecer, de facto, esta figura en el territorio costarricense[3] -en el país no existe esta figura- ya que le permite al Ejecutivo establecer en tres días un reglamento para aplicar restricciones de tránsito y reunión; además contiene la aplicación de sanciones para quienes no acaten dichas directrices.

Así se busca, sacrificando a los sectores más empobrecidos, resguardar las ganancias de los sectores más ricos del país. En la Asamblea Legislativa no se encuentra ningún proyecto de ley que contemple la protección de los sectores explotados y oprimidos. Un proyecto que establezca de facto un toque de queda vendría a vulnerar los derechos individuales de las personas y no a combatir la pandemia, para lo cual bastaría con que el gobierno imponga las medidas de cuarentena a las empresas privadas donde labora el 86% de las trabajadoras y trabajadores del país, los cuales diariamente se desplazan hacia sus trabajos en buses saturados y laboran en un mismo edifico con decenas o cientos de personas.

Por otra parte, resulta escandaloso que el diputado Villalta le baje el tono a este proyecto de ley y no denuncie el carácter anti-democrático, alegando que “es una ocurrencia de un grupo de diputados” y que la misma sería una “propuesta sin sustento técnico”, además de que no “cuenta con el respaldo de la Asamblea ni del Poder Ejecutivo…No aprobaremos proyectos que vayan en contra de las recomendaciones de las autoridades en salud pública”. El diputado parece olvidar que el artículo 121, inciso 7 en el cual se basa el proyecto, sí permite suspender garantías individuales, entre ellos los artículos 22 y 26, e incluso podría prestarse para la militarización de las fuerzas policiales[4] por un gobierno de rasgos autoritarios, rasgos que presenta el actual gobierno.

Desde el Nuevo Partido Socialista (NPS) repudiamos las medidas anti-democráticas y anti-obreras que impulsan del Poder Ejecutivo y Legislativo. Sostenemos que para enfrentar la pandemia se requiere redirigir recursos al fortalecimiento del sistema de salud por medio del no pago de la deuda, la prohibición de los despidos y los rebajos salariales, entre otras medidas.

La forma de enfrentar la pandemia del Covid-19 pasa por las medidas democráticas desde abajo, no por imposiciones autoritarias de los Estados burgueses.

[1]Juan José. https://www.teletica.com/252019_coronavirus-diputados-aprueban-en-primer-debate-proyecto-para-reducir-hasta-en-75-jornadas-laborales

[2]Andrea Mora. https://delfino.cr/2020/03/gobierno-la-restriccion-al-libre-transito-es-un-escenario-que-no-estamos-considerando-aplicar

[3]SebastianMay. https://t.co/g4CKNpIN3L

[4]Francisco Jiménez. https://medium.com/@F_Jimz/la-suspensi%C3%B3n-de-garant%C3%ADas-constitucionales-en-caso-de-necesidad-p%C3%BAblica-estado-de-excepci%C3%B3n-en-3eb394905443?source=rss——-1

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre