Marcela Ramírez Aguilar, coordinadora regional 15 de APSE

Días atrás tuve la oportunidad de estar en los bloqueos en Turrialba, por lo que quisiera compartir algunos elementos:

  1. Una buena parte asistente es gente trabajadora del sector privado y planteaba no más impuestos. Conversando con varios se percibe que la exigencia es que la gente de abajo no pague más impuestos, no que no paguen más impuestos los ricos como Oscar Arias ni los evasores. Sí están de acuerdo con impuestos a los ricos evasores.
  2. La parte de la asistencia trabajamos en el sector público y tenemos consignas un poco más claras, por ejemplo: No al FMI, que pague impuestos el gran capital, no al proyecto de ley del empleo público. Hemos formado parte de la movilización de una forma auto convocada a pesar de nuestros sindicatos no lo hacen.
  3. Es desastroso que los dirigentes sindicales vean para otro lado como si esta bronca no fuera nuestra también. Pudiendo orientar y dirigir el movimiento con una lectura clasista y organizada se ha mirado para otro lado. No quisieron aportar su experiencia de movilización y organización, sino que se mostraron ajenos a este movimiento que ha resultado ser enorme.
  4. Como las dirigencias sindicales han tomado esta postura, puede ser que sectores lejanos a la lucha del sector público negocien los derechos del sector como moneda de cambio.
  5. Se percibe un gran hartazgo a las políticas no solo de este gobierno sino de todos que siempre han beneficiado a los ricos.
  6. Es necesario un espacio de coordinación para organizar esta lucha con un plan y pliego de planteamientos unitarios para derrotar la agenda neoliberal.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre