Amenazas, insultos y machismo: lo que los idolatras de Laje escupen en redes

Los perfiles de ¡Ya Basta! y Las Rojas fueron sistemáticamente atacados por los adoradores de las ideas de la “batalla cultural” y la “ideología de género”.

0
314

Tras la publicación de ¡Ya Basta! y Las Rojas repudiando el espacio que la administración de la UCR le abrió a Agustín Laje para la presentación de su nuevo libro en el país, los perfiles en redes sociales de estas agrupaciones fueron sistemáticamente atacados por los adoradores de las ideas de la “batalla cultural” y la “ideología de género”.

La gran mayoría de estos mensajes fueron una vomitada de insultos, amenazas y lo mas granado de las posturas retrogradas que difunde este tipo. Algunos de los comentarios son relativos a que dónde queda la libertad de expresión y el debate de ideas. Esto lo escriben personas que en sus perfiles replican la verborrea de Rodrigo Chaves sobre la “prensa canalla” y no chistan por el autoritarismo del presidente.

Desde la izquierda esta claro que la libertad de expresión y de prensa son reales solo para los burgueses dentro del marco de una sociedad capitalista y patriarcal. Tipos como Laje tienen todo el aparato tras de sí, los medios de comunicación, sectores de la academia, políticos, etc. Esto es así porque responde a un criterio de clase. Su ideología (en el sentido de falsa conciencia) es reproducida porque le es funcional al capitalismo y a los sectores conservadores y antiderechos.

En el país hay una avanzada conservadora y ajustadora que tuvo una primera gran puesta en escena con la campaña electoral de Fabricio Alvarado del 2018. El gane de Rodrigo Chaves este año es una continuidad de ese proceso. Durante la recién pasada campaña electoral Las Rojas y el Nuevo Partido Socialista recibieron amenazas de adeptos a Chaves, lo cual representa un ligamen con las actuales.

Parafraseando la consigna del antifascismo del siglo pasado, con estos sectores no se discute, se les combate. Es en las calles que hay que derrotar a los sectores conservadores, antiderechos, misóginos y neoliberales. No hay que dejarles ningún espacio, porque cada centímetro que avancen es un retroceso para los sectores trabajadores, las mujeres y la juventud.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí