El día de hoy amanecieron las fuentes de la capital teñidas de rojo, recordando el asesinato político del líder indígena bribri del clan Uniwak del territorio de Salitre, Sergio Rojas Ortiz, asesinado en su propia casa con la complicidad del estado costarricense, con un gobierno incapaz de resolver la usurpación de los territorios indígenas y de hacer valer la justicia. Este 18 de marzo se cumplió 1 año de este asesinato, el cuál continúa en total impunidad.

Actualmente los territorios indígenas de China Kichá, Térraba, Salitre y Cabagra, todos en la zona sur del país, siguen siendo amenazados y sufriendo violencia permanente, a tal punto que el pasado 24 de febrero fue asesinado también el líder indígena Brörán del territorio de Térraba, Jerhy Rivera Rivera, en defensa de su autonomía, su territorio y sus derechos.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre