• 64.90% del presupuesto extraordinario seria para pago de deuda.
  • Las leyes de emergencia son todas para aliviar las cargas del sector empresario y recargar la crisis sobre la clase trabajadora.

Por Redacción

El gobierno presentó en la Asamblea Legislativa el proyecto de ley del primer presupuesto extraordinario para la atención de la pandemia. El objetivo de dicho texto seria garantizar los recursos necesarios para la atención de la emergencia, tanto a nivel de atención sanitaria como de la situación económica que están experimentando miles de personas por los despidos, reducciones de jornadas y suspensiones.

Hasta aquí todo bien… pero resulta que el principal componente del presupuesto es pago de deuda. Los ajustes serian por ¢434.280 millones pero de ellos ¢281.850 millones, es decir 64.90% seria para pago de deuda. Los restantes ¢150 mil millones serían destinados al IMAS y el Ministerio de Trabajo para subsidios y ¢2.430 al Ministerio de Salud.

 

Fuente La Nación

Quedan claras cuáles son las prioridades del gobierno. En medio de una emergencia sanitaria que podría llevar el crecimiento de la economía al -1.5% y aumentaría el déficit fiscal al 8.1% del PIB, mientras que está dejando a miles de trabajadores y trabajadoras con salarios reducidos o del todo sin salario, lo que le preocupa a Carlos Alvarado y Rodrigo Chaves es pagarle a empresarios y banqueros.

El ministro de Hacienda declaró que hay que mantener un “equilibrio” entre la atención de la emergencia y el pago de la deuda pública, aunque dicho equilibrio es una falsedad. Los números son claros en cuáles son las preferencias y las medidas tomadas en este último mes lo confirman. Las leyes de emergencia son todas para aliviar las cargas del sector empresario y recargar la crisis sobre la clase trabajadora y los sectores populares que se están quedando sin empleo o con salarios reducidos mientras tienen que afrontar las mismas obligaciones que antes.

El pago de la deuda este año está consumiendo ¢2 billones en el principal y ¢2 billones en intereses, este es el causante de la crisis que vive el país, por eso no se debe pagar la deuda[i] (incluso organismos como el FMI y el Banco Mundial, en clave burguesa, han hecho señalamientos en ese sentido aunque de forma temporal). Esos dineros deben destinarse a la atención sanitaria de la emergencia y económica de los sectores populares que están siendo afectados.


[i] Es necesario acotar que el no pago de la deuda se refiere a la que es tenida por los bancos, fondos de inversión, empresarios, especuladores y la deuda externa. Existe una parte que es necesario y urgente saldar, la que tiene el gobierno con instituciones públicas de carácter social.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre