Triunfo de la rebelión en Irán: anuncian la disolución de la policía de la moral

El fiscal general del país anunció que, hasta ahora, la "policía de la moral" habría sido disuelta. De ser así se trata de un enorme triunfo de las rebelión popular contra el régimen teocrático.

0
15

El asesinato de Mahsa Amini por parte de la «policía de la moral» despertó fuerzas dormidas en Irán. Miles de personas, especialmente mujeres y estudiantes, tomaron las calles de Teherán y todas las principales ciudades del país desde septiembre.

La movilizaciones no tuvieron descanso. De hecho, cada vez que retrocedían era para regresar pronto más fuertes. A lo largo de los meses de rebelión, la protesta se extendió hasta la clase trabajadora, que realizó inmensas huelgas y manifestaciones propias.

Los estudiantes de varias universidades dieron el puntapié inicial el pasado septiembre. Las convocatorias estudiantiles partieron desde los centros de estudios y tuvieron como principal consigna el desmantelamiento de la oscurantista «policía de la moral».

La «policía de la moral» es una fuerza organizada en parte por el Estado iraní y en parte apoyada en milicias paramilitares. Tiene la potestad de sancionar pero también de detener a mujeres que violen el «correcto» uso del hijab o incluso que utilicen cosméticos. Hasta 2016 contaba con 7.000 agente encubiertos que patrullan las grandes ciudades, allí donde existe mayor resistencia contra la utilización reaccionaria de las tradiciones islámicas.

Foto: OZAN KOSE/AFP via Getty Images

El pasado 13 de agosto, miembros de la «policía de la moral» detuvieron a Mahsa Amini en el centro de Teherán y posteriormente golpearon hasta generarle un ataque cardíaco. Falleció en un hospital público, tras permanecer varios días en coma.

También se escucharon cánticos que rezaban «muerte al dictador«, en referencia a Alí Jamenei, el «Líder Supremo» de Irán, y «lucharemos y recuperaremos nuestro país». En la ciudad norteña de Rasht, manifestantes corearon «muerte al opresor, sea el shah o el líder supremo«. Así igualaban al actual Bonaparte islámico con los viejos monarcas persas derrocados en el ’79.

En el centro de Teherán, miles de manifestantes se enfrentaron a la policía iraní, que desplegó una rápida y feroz represión.

Organizaciones iraníes de DDHH reportaban al menos 326 personas asesinadas a manos de las fuerzas represivas. Se calculan decenas de miles de detenidos, hubo un condenado a muerte y cientos de heridos. Y sin embargo el régimen no logró detener las movilizaciones. El golpe fue muy duro y, por ahora, se vieron obligados a retroceder.

Un golpe al pilar patriarcal de la teocracia iraní

El uso del hijab o velo islámico es obligatorio para todas las mujeres iraníes desde la Revolución Iraní (también conocida como «Revolución Islámica») de 1979. En aquel año, la vieja monarquía persa fue derribada por una ola de descontento popular que terminó llevando al poder a la burocracia chiíta encabezada por el ayatolá Jomeini. Desde ese momento, el Estado iraní tomó la forma de una república teocrática en la que todas las organizaciones laicas de gobierno permanecen bajo el tutelaje del «Líder Supremo» (actualmente Alí Jamenei), cuyo poder emana de las instituciones eclesiásticas chiítas.

Las leyes patriarcales (como la obligatoriedad del hijab) son unos de los pilares sobre los que se edifica el régimen teocrático iraní. Tras el asesinato de Mahsa Amini, miles de mujeres iraníes cuestionan ese mandato. Se viralizaron vídeos y fotos de mujeres quemando velos o incluso cortándose el cabello como forma de desobediencia.

Y las mujeres iraníes están empujaron hacia las calles a otros sectores. Los estudiantes venían de varios años de inactividad política. En Irán un arresto puede significar una expulsión vitalicia del sistema educativo superior. Si miles de estudiantes decidieron correr ese riesgo para manifestarse significa que el régimen iraní ha llevado la realidad más allá de lo «soportable».

El problema de la hijab obligatoria no ha sido tratado. El gobierno teocrático se ha callado al respecto hasta ahora. También es probable que el anuncio de la disolución de la policía de la moral sea una concesión temporal, que le de aire para recuperar el terreno perdido.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí