Sebastián Piñera envía los militares contra los mapuches

0
3

 

  • Sebastian Piñera emitió un decreto de militarización de varias regiones del sur del país para enfrentar las acciones de los pueblos originarios en reclamo de sus derechos.

Johan Madriz

El presidente chileno aprovechó el significado del 12 de octubre, como una fecha de sometimiento de los pueblos indígenas, para continuar, cinco siglos después, con la violencia hacia las comunidades originarias.

Sebastian Piñera emitió un decreto de militarización de varias regiones del sur del país para enfrentar las acciones de los pueblos originarios en reclamo de sus derechos. De esta forma bajo el argumento de una “grave alteración del orden público” se despliegan las Fuerzas Armadas en las provincias de Bío-Bío y Arauco, en la región del Bío-Bío y las provincias de Malleco y Cautín en la Araucanía.

Con esta orden se impone el estado de excepción durante 15 días, prorrogables hasta un mes. Al respecto Piñera expresó que “este Estado de Excepción Constitucional de Emergencia es para enfrentar mejor el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, y en ningún caso se orienta contra un pueblo o grupo de ciudadanos pacíficos”. Sin embargo, el despliegue tiene como objetivo contener las crecientes acciones de lucha de comunidades mapuche que durante décadas han sido ignoradas por los diferentes gobiernos.

En las últimas semanas han aumentado los ataques a maquinaria agrícola y predios, cortes de carreteras y huelgas de hambre de presos indígenas en reclamo de su reconocimiento y el acceso a la tierra. Justo este martes fueron incendiados dos templos en Tirúa, uno católico y uno evangélico.

En Chile un 12,7% de la población se identifica como indígena, sin embargo, no existe un reconocimiento de los pueblos originarios como tales, sino que se les consideran “etnias” sin ningún imperativo legal. El Estado es sumamente racista y se asienta en la creencia de que el pueblo mapuche amenaza la unidad del Estado.

Por otra parte, el modelo económico del país descansa en la explotación de recursos naturales que son extraídos, principalmente, de la Araucanía. Unido a esto, la mayoría del territorio Wallmapu está en manos de grandes empresas agrícolas y forestales.

Esta situación no es exclusiva de Chile, ya que el pueblo mapuche se extiende tambien por el sur de Argentina, donde recientemente las fuerzas policiales atacaron violentamente una recuperación de territorio en la ciudad de El Bolsón en la provincia de Río Negro.

En Costa Rica los pueblos indígenas de la zona sur también se encuentran reclamando su territorio a través de tomas de tierra y son atacados impunemente por los terratenientes, al amparo de un Estado cómplice, resultando en múltiples agresiones y en el asesinato de Sergio Rojas y Jerhy Rivera.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí