Se agudiza la crisis en Taiwán: Pelosi aterriza en la isla

Pelosi aterrizó en Taiwán abriendo paso a una escalada de tensiones entre Estados Unidos y China.

0
19

Tras el anuncio de una gira de Nancy Pelosi (presidenta del Congreso estadounidense) por Asia iniciaron especulaciones sobre una posible visita de la alta funcionaria estadounidense a la isla de Taiwán, lo cual está propiciando un episodio de crisis en las relaciones entre Estados Unidos y China.

Ya desde el comienzo de las especulaciones el mandatario asiático mantuvo una conversación con Biden sobre este mismo tema (1), en esta reunión el presidente norteamericano afirmó que el país seguiría respetando la política de “una sola China”.

Tras esto el posible aterrizaje de Pelosi en la isla asiática fue motivo de especulaciones en diversas esferas. Al mismo tiempo el gobierno chino incrementó los ejercicios militares alrededor de Taiwán y en la provincia de Fujian y esgrimió la amenaza de derribar el avión de la funcionaria estadounidense.

Si bien la visita de Pelosi a Taiwán no fue confirmada en una primera instancia, el lunes primero de agosto las especulaciones tomaron mayor fuerza, esto tras la publicación de un artículo de la CNN (2). En él, si bien no se alude directamente al paso de Pelosi por la isla, si deja en claro que la línea de la administración norteamericana es apoyarla y cuestionar la respuesta de China.

A raíz de esto se comenzó a especular que el aterrizaje se daría durante el día de hoy (2/8/2022), y efectivamente Pelosi aterrizó en Taiwán, lo cual puede traer un cambio en las relaciones, las cuales, desde esta crisis fueron abordadas con sendas amenazas militares.

No se debe dejar de notar que toda esta escalada ocurre en un momento muy delicado para ambos lados; por un lado, China está a semanas de su XX Congreso Nacional para elegir al mandatario del país, mientras el gobierno de Biden, según varios analistas, tiene presiones internas de los republicanos (no hay que olvidar que este año tienen las midterms). Esto crea un clima de incertidumbre, y a pesar de que la opción de un conflicto armado a primera vista no se postula como lo más sensato, lo cierto es que con este aterrizaje las relaciones entre las potencias podrían cambiar.

Entre los cambios que ya se dieron mientras Pelosi se acercaba a la isla, a parte de la escalada militarista, China prohibió la importación de unos 100 productos agrícolas procedentes de Taiwán, vetando a 37 empresas, y el sitio web del gobierno de la isla sufrió ataques cibernéticos. Además, a nivel diplomático, varios países han comenzado a tomar posición, primero Rusia respaldando a China y posteriormente Alemania respaldando a Estados Unidos.

Por último, y aún cuando abordar esto se sale del alcance de este artículo, no hay que dejar de señalar que esta escalada se enmarca en el conflicto interimperialista entre Estados Unidos (imperialismo hegemónico) y China (imperialismo en construcción), y en la importancia que tiene Taiwán para ambas partes, tanto para EUA que lo usa como una herramienta geopolítica contra el gigante asiático, como para este por su pasado semicolonial y por su actual proyecto de unificación nacional.

Ante este conflicto imperialista la izquierda debe posicionarse críticamente, porque lo que está en juego entre las potencias capitalistas es su zona de influencia, sus enormes ganancias y riquezas, su posición geoestratégica, sus relaciones comerciales y diplomáticas. Nada de esto será en beneficio de las mayorías trabajadoras ni populares de China, ni Taiwan, ni los Estados Unidos, ni ningún otro país del mundo. Los únicos beneficiados serán las industrias militares, destructoras y contaminantes, nada de lo que realmente necesita el mundo en este momento.

Tal como ya lo señalaba Aung Lung Yu “China tiene que deshacerse del fardo de su pasado colonial, es decir, integrar a Taiwán y culminar la unificación nacional, que es la misión histórica del PCC (…) esto le llevará pronto o tarde a entrar en conflicto con EE UU. Por consiguiente, la cuestión de Taiwán comporta tanto la dimensión de autodefensa de China (…) como la de la rivalidad interimperialista. Para “unificarse con Taiwán” (3).

Al momento de redactar está nota Pelosi recién aterrizó en Taiwán, mientras el gigante asiático desplegaba aviones sobre el mar de China y restringió el espacio aéreo. Los Estados Unidos ha reaccionado enviado uno de sus portaaviones nucleares en las cercanías de Taiwán. A partir de este punto las tensiones se mantienen, así como las complejidades para abordar este conflicto y las repercusiones geopolíticas y económicas mundiales que se puedan derivar.


Notas

1 France 24. https://amp.france24.com/es/asia-pac%C3%ADfico/20220728-biden-y-xi-sostienen-reuni%C3%B3n-telef%C3%B3nica-en-medio-de-tensiones-por-taiw%C3%A1n

2 CNN. https://amp.cnn.com/cnn/2022/08/01/politics/nancy-pelosi-taiwan-visit/index.html

3 Izquierda web. https://izquierdaweb.com/los-retos-de-la-izquierda-mundial-ante-china/

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí