• Intentan frenar la prohibición del tránsito de personas y mercaderías por parte de los países miembro hacia las islas británicas pese a la nueva cepa de coronavirus.

Fernando Bialuski

La Unión Europea (UE) realizó una reunión de emergencia tras conocerse la nueva cepa de coronavirus encontrada en Inglaterra.  El encuentro se dio luego de que los diferentes países miembros hayan tomado medidas de aislamiento y de bloqueo de toda relación con el Reino Unido. Si bien las medidas preventivas ejecutados  por los diferentes gobiernos no eran iguales al 100%, todas coincidían en limitar en un alto grado el tránsito de personas y la entrada de mercadería. En primera instancia hubo hasta 13 países de la UE que suspendieron todos los vuelos provenientes de las islas, entre los cuales se encontraban Países Bajos, Bélgica y Alemania.

Los primeros análisis científicos explican que la nueva cepa puede ser hasta un 70% más contagiosa que la primera variante del SARS-Cov-2. Aún así la recomendación de la UE, expresada en un comunicado de prensa del Comisionado, es la de facilitar el tránsito a la misma vez que desaconsejar los viajes no esenciales y evitar las prohibiciones de vuelos y trenes, con el objetivo de mantener las cadenas de abastecimiento. Por ejemplo la Comisionada de Transporte, Adina Valean, explicó que: ”es crucial que trabajadores del transporte sean exentos de cualquier medida restrictiva, como la cuarentena o los testeos. Es importante que la cadena de abastecimiento siga intacta”. En el mismo sentido, Didier Reynders, Comisionado de Transporte, instó a los diferentes miembros a dejar que la población británica pueda retornar a sus respectivas casas al igual que permitir la circulación de los trabajadores esenciales.

Miles de camiones de carga entre Francia y Reino Unido se encuentran paralizados por las restricciones

Más allá de las declaraciones en específico, la Comisión recomienda particularmente que los esenciales, por ejemplo los médicos, deberían realizarse un test rápido y presentar un resultado negativo en las últimas 72 horas aunque subrayan la importancia de no someterlos a una cuarentena (en caso de no dar positivo). Además remarcan en el caso de los trabajadores de transporte evitar situaciones que puedan llevar a una interrupción del tránsito comercial. Aún así agregaron que cualquier país miembro puede pedir que se realicen los testeos, siempre y cuando se cumpla el objetivo antes mencionado.

Vale destacar que cada país puede responder de manera diferente ante las recomendaciones. Según lo publicado por Télam, Francia ya anunció el tránsito de personas tanto para aquellos que pretenden retornar del Reino Unido como para los que brinden un motivo esencial.  Por otro lado, Alemania reforzó el bloqueo y sumó a barcos, trenes y colectivos a la prohibición del ingreso, con algunas excepciones de sectores vitales.

Todas las medidas están sujetas a modificaciones aunque una en particular podría cambiar todos los acuerdos logrados hasta el momento.  El 31 de diciembre el Reino Unido dejaría de ser miembro de la Unión Europea, lo cual complejizará aún más las regulaciones entre el país y la comunidad europea.  La UE señaló literalmente que hasta el fin de año las reglas de libre movilidad todavía se aplicarán a los ciudadanos británicos, por lo que en principio países miembros no deberían rechazar su entrada. Sin embargo, una vez finalizado “el período de transición” entrarán en escena las políticas previamente elaboradas sobre los efectos del Brexit en cuanto a la circulación.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre