• La sentencia del Tribunal Supremo rechazó lo presentado por Uber y ahora los choferes de la empresa podrán ser reconocidos como trabajadores con plenos derechos.

Eliana Berton

El Tribunal Supremo de Reino Unido falló contra la empresa Uber y rechazó que los conductores sean autónomos obligados a cumplir contratos de servicio con condiciones de precarización total. En cambio, el fallo reconoce a los conductores como trabajadores a quienes deben reconocérseles todos sus derechos laborales, como el recibir un salario mínimo por su trabajo y vacaciones pagas.

La conquista de los choferes de Uber mediante la resolución del Supremo que definió que a partir de ahora tendrán que ser reconocidos como trabajadores, es la respuesta definitiva al recurso presentado por Uber luego de haber perdido un caso en 2016 en dos tribunales laborales. En ese año, dos conductores demandaron a la compañía Uber y aproximadamente treinta trabajadores se fueron sumando posteriormente a la demanda contra la empresa.

Según el supremo se basaron en los principios básicos de la ley que regula los derechos de los trabajadores para resolver el caso: “El propósito general de la ley invocado por los demandantes no ofrece dudas. Se trata de proteger a los trabajadores vulnerables de la posibilidad de que se les pague muy poco por la tarea que realizan, que se les exija trabajar un número excesivo de horas o que se hallen sujetos a cualquier tipo de tratamiento injusto (como sufrir represalias por denunciar anónimamente su situación)”, asegura el fallo.

Es que Uber se encubre argumentando que es solo un proveedor de tecnología a través de su app, y que la empresa subsidiaria, Uber London, sólo cumple la función de intermediario entre el chofer “independiente” que acepta libremente los viajes a través de la app y los usuarios. Sin embargo, sabemos que esto no es así y que, detrás del discurso fraudulento de la economía colaborativa donde supuestamente los trabajadores son autónomos y pueden manejar sus propios tiempos sin tener un jefe a quien rendirle cuenta, se encubren relaciones de explotación laboral.

En el fallo los magistrados derriban las mentiras de la empresa argumentando que tanto el precio del servicio como los términos del contrato son fijados unilateralmente por Uber sin ninguna participación de los trabajadores. Además, se desvanece totalmente el discurso de “administradores de su propios viajes” ya que son penalizados con “castigos” como desconectarles durante diez o más minutos de la aplicación si rechazan un viaje y, todavía peor, mediante las puntuaciones de los usuarios Uber puede prescindir de los servicios del empleado. Por último, la comunicación entre choferes y usuarios es restringida por la compañía. Todas las condiciones laborales son impuestas desde arriba por la empresa, y nada es elegido por los propios trabajadores de manera “autónoma”.

A pesar de las declaraciones de Uber donde argumentan que mejoraron las condiciones de trabajo de conductores, en realidad estos seguían en la misma situación precarizada, bajo un modelo de relación de dependencia encubierta bajo la denominación de “trabajo independiente”. “Respetamos la decisión del tribunal, que se centra en un número reducido de conductores que usaron la app de Uber en 2016. Desde entonces hemos llevado a cabo cambios relevantes en nuestro negocio (…) que incluyen otorgar a los conductores más control sobre sus ingresos y nuevas protecciones como un seguro de vida o en caso de enfermedad o lesiones”, declaró Jamie Heywood, el director regional de la compañía para el Norte y el Este de Europa, en respuesta a la sentencia.

Ahora deben establecerse en el tribunal laboral con criterios claros cuántas horas trabajaron los demandantes para la empresa o cuándo debe considerarse que la jornada laboral comienza o termina.Por eso la pelea de los choferes de Uber recién comienza con la conquista de este fallo en el Tribunal Supremo de Reino Unido. Sienta un precedente importantísimo, para que los trabajadores se organicen cada vez más para exigirle a la empresa condiciones de trabajo dignas.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre