Rebelión iraní: «Para terminar con estos regímenes de opresión hay que luchar mucho”

Palabras de Marina Hidalgo Robles, referente de Las Rojas en Argentina en apoyo a la rebelión iraní durante el recién pasado Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Transexuales, Transgénero, Intersexuales y No Binaries.

0
13

Buenas tardes compañeras y compañeres, que bueno volver a reencontrarnos, para seguir organizades, en lucha.

En el marco de este encuentro de lucha, Las Rojas reivindicamos la solidaridad que cruza fronteras, que se hermana con les oprimides y explotades de todos el mundo, así como hemos salido junto a las compañeras yankees por la defensa del aborto legal, apoyamos la iniciativa de los viernes negros de las polacas en 2016, movilizamos incontables veces por la lucha palestina, realizamos acciones de solidaridad por las compañeras afganas que enfrentan a los Talibán y recibimos el abrazo de todo el mundo cuando dimos la pelea por el aborto legal, viendo imágenes de pañuelazos en todo el mundo.

Porque el movimiento feminista viene construyendo una tradición de solidaridad, una tradición internacionalista, que hace propios los problemas de todes y que Las Rojas saludamos e impulsamos, ese carácter tan importante de este movimiento. La pelea por el derecho a decidir que dimos en Argentina, y con la que ganamos el Aborto Legal, se replicó en decenas de países que siguen peleando por la legalización del aborto o contra la avanzada reaccionaria que quiere negarles su derecho conquistado.

Y esa pelea por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, también se está librando hoy en Irán, porque las mujeres no solo no son dueñas de sus cuerpos, sino que no son dueñas siquiera de elegir cómo vestirse: su cuerpo es un símbolo de vergüenza que debe ser tapado de punta a punta. Pero eso hoy está en cuestión. Y por eso hoy nos encontramos en esta plaza para visibilizar, para hacer saber que las compañeras y compañeres en Irán ¡no están solas!

Lo que está ocurriendo en Irán es realmente impresionante, las imágenes y vídeos que recorren el mundo realmente estremecen; y llena de orgullo ver la valentía con que esas mujeres, esa juventud, se enfrenta a una de las represiones más crueles y violentas. Es que el pueblo iraní dijo basta, dijo hasta acá, y salieron a las calles con la perspectiva de pelear por la libertad y dejarlo todo en esa lucha.

La ola de movilizaciones comenzó el pasado 16 de septiembre, cuando Jina Mahsa Amini murió después de tres días de agonía en un hospital. Jina era una piba de 22 años, kurda, que vivía en la zona kurda de Irán. No sé si todes saben, pero el pueblo kurdo es un pueblo sin Estado que habita en diferentes partes partes el mundo, particularmente en medio oriente, y es un pueblo siempre perseguido y oprimido. Y también un pueblo muy valiente. El 13 de septiembre, Jina junto a su familia fue a la capital, Teherán, donde fue detenida por la policía de la moral ¡sí, en Irán hay una policía que decide qué está bien, qué este mal, te juzga y condena! ¡y a Jina la condenaron por inmoral, por mostrar parte de su cabello, por usar mal el hijab; según la sharía, que es la ley islámica!

(…) Las muestras de solidaridad cruzaron fronteras: actos y movilizaciones en Europa, las actrices francesas cortándose el pelo, declaraciones de apoyo. Y acá hay que decir algo bien claro, y es que repudiamos la hipocresía de los gobiernos imperialistas, que mientras declaran su supuesto repudio frente al asesinato de Jina Amini, no hacen absolutamente nada y siguen sosteniendo estos regímenes de terror.

Lo que está sucediendo hoy en Irán es hermoso porque vemos la valentía de un pueblo que se levanta contra años de opresión, vemos a las pibas enfrentar balas y gases sin temor a dar la vida por la libertad. Vemos una experiencia de lucha tremenda que nos enseña que para ganar nuestra libertad, para terminar con estos regímenes de opresión hay que luchar mucho, en las calles, juntes, juntos, juntas y en todo el mundo.

Y ahora por ellas y elles, desde esta plaza invitamos a todas las compañeras y compañeres a sumarse a este pañuelazo como muestra de nuestro apoyo, a levantar bien altos nuestros pañuelos verdes, estos pañuelos que se convirtieron en el símbolo de la lucha por la libertad de decidir qué hacer con el propio cuerpo; a gritar bien fuerte para que cruce las fronteras y los océanos, que nos escuchen las mujeres, la diversidad, la juventud y el pueblo iraní ¡que no están solas, que en Argentina y en todo el mundo abrazamos su lucha y que vamos a seguir peleando hasta final, que nos vamos a enfrentar aguerridas a todos los reaccionarios que quieren mandar sobre nuestros cuerpos y que vamos a seguir peleando hasta construir un mundo sin opresión, sin explotación!”

¡Qué viva la rebelión de las mujeres y el pueblo iraní!

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí