Protestas en Francia: huelga petrolera, movilización popular y represión estatal

Contra "la vida cara". Las huelgas de los petroleros por un aumento de salario que compense la inflación desató una situación de masivas movilizaciones y paros.

0
13

El detonante, como el del resto de las huelgas que se han desatado por Europa, es la inflación. La cifra oficial anual es del 6%, pero la gente vive otros números en el día a día. Los artículos básicos, de primera necesidad, aumentan mucho más, entre el 10 y el 11%.

A eso hay que sumarle la crisis del gas producto de la guerra en Ucrania. La principal empresa de energía, Total, se vio ampliamente beneficiada por el alza de los precios. Sus ganancias, no podía ser de otra manera, son multimillonarias. El detonante de las protestas fue, entonces, la huelga de los trabajadores de Total. Reclaman un aumento de salarios del 10%, que apenas empate con la inflación. Pero tanto la empresa como el gobierno de niegan siquiera a escuchar el reclamo.

Hace ya tres semanas que se extiende la huelga. Y el paro se hace sentir fuerte, pues ya hay fuerte escasez de combustibles. Casi un tercio del total de las estaciones de servicio del país tenían faltante de algún producto el pasado fin de semana. El paro se siente en particular en la zona norte del país. Los paros y bloqueos más duros son en algunas de las principales refinerías de Francia, como la de Le Havre (noroeste) y Donges (oeste).

Bloqueo en la refinería de Donges. Foto: REUTERS/Eric Gaillard

Total tuvo, sólo en el segundo trimestre del 2022, ganancias de 5800 millones de euros. Los huelguistas exigen un aumento de salario del 10% y participación en las ganancias. La empresa intentó imponer un aumento miserable, incluso por debajo del índice oficial de inflación, del 5%… en el marco, de nuevo, de que tuvieron ganancias en un trimestre de 5.800.000.000 euros.

El gobierno, patronal y rompehuelgas

«El tiempo de la negociación ha terminado. Hubo una negociación, hubo un acuerdo, lo que significa que el voto mayoritario debe seguir en vigor» dijo Bruno Le Maire, ministro de Economía de Macron. «En una democracia, incluida la socialdemocracia, no es la minoría la que dicta la ley a la mayoría». La «minoría» siempre son para ellos los trabajadores, y la «mayoría» el puñado de empresarios multimillonarios.

El lunes, Macron se reunió con una parte de su Gabinete para impulsar medidas que rompan la huelga. Resolvieron movilizar las fuerzas del Estado en apoyo a los grandes empresarios. «La decisión que se ha tomado es la de movilizar a un nivel superior a los prefectos en apoyo de Total o Esso, para acelerar la entrega de combustible a las estaciones de servicio en colaboración con los transportistas» anunció Agnès Pannier-Runacher, ministra de Transición Energética.

Se desata la movilización generalizada

Ya en un clima tenso, el pasado 29 de septiembre hubo una enorme huelga interprofesional con movilizaciones masivas. Pero las cosas apenas estaban comenzando.

Intentando aprovechar la situación, la centroizquierda de Melenchon convocó a una movilización el pasado domingo que superó ampliamente sus expectativas. Su intención es convertir en campaña electoral el descontento popular. Pero por el momento las cosas se expresaron en las calles. Según los organizadores de la movilización, hubo unas 140 mil personas en las calles de París ese día.

Para hoy, 18 de octubre, la CGT convocó a una huelga interprofesional que involucra a algunas de las ramas económicas de más peso. Centrales sindicales importantes (como FO, Solidaires y FSU) se vieron obligados también a convocar por la presión popular. De ella participan hoy, entre otros, los trabajadores del transporte (como los ferroviarios de la SNCF, los trabajadores del metro de RATP), servicios públicos y estibadores. Por su peso, la huelga interprofesional es casi una huelga general.

Una nueva movilización masiva recorre en estos momentos las calles de París. El gobierno respondió con represión.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí