• Las cifras oficiales registraron un incremento de 23 por ciento de las llamadas al 911 por violencia de género.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró que 90 por ciento de las llamadas para denunciar violencia de género registradas durante el confinamiento es falso, a pesar de que las cifras oficiales demuestran el incremento de casos de mujeres violentadas en lo que va de la cuarentena.

“No quiero decir que no existe la violencia contra las mujeres, pero el 90 por ciento de las llamadas que registran por violencia contra mujeres son falsas”, dijo el mandatario en la conferencia matutina del 15 de mayo, en la que lamentó que sus declaraciones sobre la violencia de género hayan sido malinterpretadas.

“Yo lo que he sostenido es que no precisamente por el retiro a las casas ha habido más violencia, eso puede ser que suceda en otros países”, aseguró.

López Obrador comparó las llamadas de emergencia de mujeres víctimas de violencia de género con las que recibe el Metro sobre sabotajes y bombas, y que por ello no son verdaderas.

Dentro de las familias mexicanas, “siempre ha habido una convivencia en armonía”, declaró AMLO.

“Es un tema que vale la pena analizarlo a fondo, es que la familia mexicana es distinta a la familia en Europa, a la familia en Estados Unidos, nosotros estamos acostumbrados los mexicanos a convivir, a estar juntos”, agregó.

El pasado 6 de mayo, López Obrador negó que la violencia machista ha incrementado durante el periodo de confinamiento por la pandemia de coronavirus, mientras que las cifras de la Red Nacional de Refugios (RNR) reportaron que durante el periodo de confinamiento había recibido hasta 80 por ciento más solicitudes de refugio y llamadas de auxilio de mujeres víctimas.

“En el caso de la violencia en general y la violencia contra las mujeres no hemos nosotros advertido un incremento”, dijo López Obrador, a pesar de que tan sólo en marzo la Línea Mujeres de Locatel registrara cuatro veces más llamadas por violencia de género que el promedio mensual de los últimos años.

Incluso las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registraron un incremento de 23 por ciento de las llamadas al 911 por violencia de género.

Para muchas de las mujeres violentadas, el confinamiento por la emergencia de coronavirus significa quedarse las 24 horas con sus agresores, sin la posibilidad de salir en busca de auxilio y con un sistema federal deficiente para brindarles atención.

Desinformemonos

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre