• Suspendió su agenda semanal y se sometió a un nuevo test. Ya son 65487 muertos en Brasil producto de su política negacionista genocida. Posible justicia poética.

Por Redacción

Tiene 38 grados de fiebre y un alto nivel de oxígeno en sangre, ambos síntomas del Coronavirus. Se sometió a un nuevo test y a una radiografía pulmonar.

Según los medios brasileros, se estaría tratando con hidrocloroquina, un medicamento que tanto él como Trump defendieron como efectivo para el tratamiento de la enfermedad sin respaldo científico o médico. Se trata tal vez de una afirmación falsa para seguir defendiendo su oscurantismo contra viento y marea, el uso de ese medicamento fue nada más que una fake news de la derecha para desestimar la gravedad de las cosas.

Los números de la pandemia en Brasil son alarmantes. Con más de 1 millón 600 mil contagiados, 20229 casos en las últimas 24 horas según información oficial y más de 65 mil muertos, el país es el epicentro de la pandemia en América Latina y sel segundo del mundo más golpeado después de los Estados Unidos de Trump.

Para favorecer nada más que a los negocios, Trump fue uno de los responsables de una de las políticas más descaradamente negacionistas, llamó a la pandemia una «gripecita» y boicoteó sistemáticamente todas las medidas recomendadas por médicos y especialistas para negar la gravedad de las cosas. Llegó incluso a suspender la publicación de cifras de contagios y muertes para echar tierra a los ojos de millones y no se supieran las consecuencias de su política genocida. Su contagio podría ser justicia poética.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre