Italia y España abandonan el uso del barbijo obligatorio en los próximos días

0
3

 

  • Sí, las vacunas funcionan. Contra lo que dice la campaña de antivacunas, conspiracionistas y negacionistas, el avance de la vacunación permite que cada vez más países emprendan lo que parece ser el comienzo del fin de la pandemia, aunque persiste la desigualdad entre países ricos y pobres.

Redacción

Italia y España han anunciado que se aprestan a continuar el camino de Francia, que a partir de ayer revocó la obligatoriedad del uso del barbijo en los espacios públicos.

Ambos países estuvieron marcados por un fuerte impacto durante la primera ola de la pandemia. Desde allí provinieron algunas de las imágenes más crudas del riesgo que significaba el virus que comenzaba a expandirse por todo el planeta.

Debido al avance de la vacunación, ahora estos dos países se sumarán en poco tiempo a aquellos que han retornado a cierta normalidad. Esos países son las principales potencias imperialistas como Estados Unidos, Francia o Gran Bretaña, que han acaparado escandalosamente una cantidad enorme de vacunas que les permitió inmunizar rápidamente a su población, mientras que en la inmensa mayoría de los países la vacunación procede a un ritmo todavía muy lento y desigual.

En el país ibérico el uso obligatorio del barbijo finalizará el 26 de junio, luego de regir durante más de un año, desde mayo de 2020. Según las cifras oficiales, el 47% de los españoles ya recibió al menos una dosis de la vacuna, y casi el 29% fueron inmunizados totalmente.

En el caso de Italia, este próximo fin de semana finalizará el toque de queda nocturno que rige desde las 0 hasta las 5 horas en todo el país. Esta restricción existía hacía más de seis meses, en uno de los países más golpeados de Europa por la pandemia.

En esa línea, medios italianos informan que el gobierno prepara la eliminación del uso obligatorio del barbijo para las próximas semanas, que se concretaría en el mes de julio. Además, se anunció la apertura de fronteras para aquellos que certifiquen estar vacunados.

Sin embargo, para los viajeros provenientes de Reino Unido se mantendrá una cuarentena de cinco días con test obligatorio, debido a la alta incidencia de la nueva variante Delta en el país británico.

Luz al final del túnel, aunque no para todos

Estas noticias significan que cada vez en más países del mundo desarrollado comienza a vivirse lo que podría ser el inicio del fin de la pandemia.

Sin embargo, en el desigual mundo capitalista esto no es así para todos. La repartición de vacunas ha sido «un fracaso mundial», según la propia OMS admitió en las últimas horas. Mientras las regiones de altos ingresos tienen provisiones de sobra para vacunar a su población, sólo 3 de 79 países de menores recursos comparten esa misma situación.

En África, la región que menos vacunas ha recibido hasta el momento, el número de contagios ha escalado un 52% la semana pasada con respecto a la anterior, y las muertes lo hicieron un 32%. También Latinoamérica está viviendo una escalada en el número de contagios.

La propiedad privada de las vacunas ha hecho que la desigualdad social y económica se traslade también al terreno de la lucha contra la pandemia. Mientras los países del centro capitalista comienzan a dejar la pandemia en el pasado, el resto del mundo sigue sometido a luchar contra el virus con herramientas mucho más limitadas, debido a que se sigue privilegiando las ganancias de las grandes corporaciones farmacéuticas.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí