Informe: la situación de los obreros de Foxconn en Zengzhou antes del estallido

Información y fotografías internas de la enorme planta de producción de IPhone. El estallido obrero por la situación en esta fábrica gigantesca fue el preludio de manifestaciones en toda China.

0
10

Informe aparecido en China Labour Watch. Traducción: Esteban Cacace. 

La Foxconn de Zengzhou coerciona a los obreros a trabajar en la producción del IPhone14 en el medio de un rebrote de Covid-19 mientras esconde el número de trabajadores contagiados. 


Mientras una ola de miedo y descontento se esparcen en la Foxconn de Zhengzhou debido a al crecimiento de la curva de contagios del COVID-19, muchos trabajadores decidieron huir de la fábrica para evitar ser forzosamente encuarentenados con razones insuficientes. Como resultado de esto, un gran éxodo de trabajadores emergió. Videos mostrando hordas de trabajadores volviendo a sus ciudades de origen a pie llenaron las redes sociales estas dos semanas. Según The Washington Post, un empleado de Foxconn estimaba que alrededor de 60,000 trabajadores han dejado la planta[1].

Para calmar el malestar de los trabajadores y retener a aquellos que se quedaron, Foxconn cuadruplicó los bonos para sus empleados. La compañía anunció oficialmente que empezaría a pagar U$D 55 la jornada.  Mientras tanto, en aras de apaciguar el escándalo en las redes sociales, Foxconn dejó de restringir la salida de los trabajadores. Respondiendo a una entrevista de Reuters, Foxconn afirmó: “El gobierno accedió a reducir las comidas internas para mejorar la comodidad y satisfacción de las vidas de los empleados… para algunos empleados que quieren volver a sus hogares, la planta coopera con el gobierno para organizar personal y vehículos que les provean un regreso de forma ordenada”. Cooperando con Foxconn, oficiales de Zhengzhou diagraman planes para responder a la inquietud de los trabajadores.

Sin embargo, poco después del anuncio por parte de Foxconn y representantes del gobierno de Zhengzhou de que aseguraban el regreso seguro de los trabajadores a sus ciudades, China impuso un confinamiento de siete días en el parque industrial que alberga la planta de Foxconn, complicando futuros intentos de huir. No mucho después, las prefecturas aledañas en conjunción con equipos en los pueblos fueron desplegados con tal de ayudar a Foxconn a contratar nuevos trabajadores y persuadir a los que se dieron a la fuga de volver a trabajar para la compañía, que ha hecho grandes esfuerzos para asegurar que la fuerza de trabajo mantuviese su productividad.

En resumen: La administración de “circuito cerrado” en la Foxconn de Zhengzhou causó una disparada de los casos de Covid-19 en una zona de la compañía. Por el momento, no se han dado a conocer oficialmente el número de contagiados. Muchos de estos fueron transferidos a un edificio, todavía en construcción, en el cual varios trabajadores habitan un cuarto, causando infecciones cruzadas. Se los dejó sin ningún tipo de atención médica o comida suficiente. Los trabajadores que permanecen en la fábrica fueron obligados a trabajar a pesar de la exposición cada vez más grande al Covid-19. Todas las salidas han sido bloqueadas y algunos trabajadores solo podían huir, desesperados. De momento, ningún número de casos de Covid-19 fue publicado por Foxconn. China Labor Watch exige a Foxconn Zhengzhou que detenga su producción y deje de lucrar a base de la precarización de sus trabajadores.

El número de casos confirmados de Covid-19 volvió al alza en Zhengzhou, ubicada en la provincia de Henan. Según las estadísticas oficiales, desde el Dia Nacional de la República Popular China el número confirmado de casos en Henan aumentó de uno a más de una docena. Como requisito de la Sede de Control y Prevención Epidémico de COVID-19, en lugares donde se haya confirmado casos de COVID-19 e infecciones asintomáticas, el público debe seguir medidas de confinamiento y control, quedándose en su casa y recibiendo servicio puerta a puerta. Exceptuando a empresas públicas que garantizan necesidades básicas y el funcionamiento básico de la ciudad, como supermercados, farmacias e instituciones médicas, otras actividades productivas y comerciales deberán ser suspendidas.

La planta de Zhengzhou es la sede principal de Foxconn para la producción de IPhone. Su parque industrial está ubicado en la Zona Protectora y Comprehensiva de Tarifas de Xinzheng Zhengzhou, cerca del aeropuerto internacional de Xinzheng Zhengzhou. Enfrentando dudas sobre la posibilidad de mantener la producción durante el confinamiento, Foxconn hizo saber a los medios el 21 de octubre que la línea de producción en Zhengzhou estaba operando con normalidad y no estaba afectada por el rebote de los casos.

Abajo y a la derecha: la ubicación del complejo fabril de Foxconn en Zhengzhou.

El verdadero significado de estas declaraciones, sin embargo, solo puede ser entendido conociendo lo que tienen que atravesar los trabajadores en el parque de la Zona Portuaria de Foxconn de Zhengzhou- la producción sigue adelante sin darle importancia a la posibilidad de infecciones cruzadas y la acumulación de operarios contagiados. Uno de estos publicó en redes que los casos positivos de Covid venían desde el 8 de octubre. Luego, la fábrica dejó que los trabajadores que habían testeado positivo de Covid viviesen en los mismos dormitorios en los que había trabajadores con test negativos, ambos grupos yendo a trabajar como todos los días, sin pausas en la producción sugeridas por la gerencia. Esto llevó al subsiguiente brote epidémico en la fábrica. El 14 de octubre, la fábrica empezó a implementar el ciclo cerrado de producción, en el cual el movimiento de los trabajadores es estrictamente controlado entre la línea de producción y los dormitorios, y la movilidad entre la fábrica y áreas fuera del parque es reducida a un mínimo.

Controlar los movimientos de sus trabajadores asegurando la producción a través del «ciclo cerrado de producción» no es una invención de Foxconn, y las políticas concretas de la gerencia pueden variar de fábrica a fábrica. Atrapados entre los brotes esporádicos de Covid-19, con sus movimientos controlados por la política de covid cero y las demandas de la producción, muchos productores alrededor del país eligen el ciclo cerrado de producción, confinando a sus trabajadores dentro de la fábrica, exigiéndoles que vayan de la línea de ensamblado al dormitorio, minimizando sus otras actividades y encuentros sociales. Durante el brote epidémico que ocurrió en el 2022 en Shanghai, el Consejo de Estado de la República Popular China publicó un documento que decía: “En el evento de una epidemia, se recomienda a las empresas calificadas la utilización del ciclo cerrado de producción para asegurar la estabilidad de la producción y, en principio, el cese de la producción no es necesario”.

A pesar de que el foco de la política del “Covid cero” es, justamente, cero casos, el ciclo cerrado de producción es solo un medio para mantener la producción; la salud de los trabajadores y la vida de los pacientes son algo secundario a lo largo de la cuarentena, prevención y procedimientos médicos. Ya en mayo, en una fábrica de Shanghái perteneciente al Grupo Quanta, de Taiwán, con más de 40.000 trabajadores, un incidente tomo lugar en el cual los trabajadores rompieron el cordón de seguridad y escaparon de la fábrica como resultado de la insatisfacción causada por los estrictos controles del covid.

Utilizando la terminología de testeos de covid, la muestra de tubo único refiere al método de testeo en el cual se realiza un hisopado orofaríngeo o nasofaríngeo de un paciente que luego se guarda en un tubo para ser utilizado en el testeo del laboratorio. Un tubo que de un caso positivo de covid-19 indica que el individuo del cual se consiguió la muestra estaría infectado por el coronavirus. En cambio, las muestras de tubo mixto son un método de testeo en el cual varias muestras de distintas personas son tomadas para realizar un testeo general. Si el resultado de este fuera positivo, el departamento a cargo de la población testeada confinaría a aquellos que fueron parte del hisopado y volverían a tomar una segunda muestra para realizar un testeo de control, determinando quienes efectivamente se habrían contagiado. La Foxconn de Zhengzhou adopta el segundo método para seguir a sus 300.000 empleados. Un intercambio de la aplicación Wechat del 17 de octubre muestra como un trabajador perteneciente a Foxconn fue a trabajar a pesar de haber dado positivo a un test de covid.

Posteo aparecido en la red social china Weibo el 25 de octubre del 2022.

*Traducción de la imagen, “B” es el usuario cuyos mensajes aparecen en blanco y “V” el usuario con mensajes en verde:

B: Este tipo que trabaja conmigo en la línea dio positivo con los tubos mixtos, pero la oficina de control de covid ni siquiera lo puso en cuarentena. Sigue haciendo un testeo de tubos y ahora está comiendo en el dormitorio. Foxconn se está quedando sin espacio. Hay demasiados.

V: Ridículo

B: P*ta, solo sería raro si el covid no es esparciese de esta manera.

B: Este tipo dio positivo ayer y nadie fue a revisar como está en 24 horas. Sus compañeros de dormitorio siguen yendo a trabajar.

Luego del brote de Covid-19 en la fábrica Foxconn no solamente fue incapaz de proveer condiciones de vida dignas o tratamiento médico adecuado sino que sometía a trabajadores no contagiados a una alta exposición al virus. En primer lugar, los trabajadores que fueron llevados de su dormitorio a la cuarentena fueron olvidados, por lo que recurrieron a las redes sociales para pedir ayuda. La hija de una de las trabajadoras de Foxconn posteó en Weibo el 22 de octubre, pidiendo ayuda para su madre. Luego de ser confinada, ella y otras compañeras fueron ubicadas con trabajadoras contagiadas y otros con un “código verde”. Luego de que sus compañeras mostrasen síntomas como fiebre, escalofríos y dificultades para respirar, no recibieron ningún tipo de medicamentos ni tratamiento médico. Solo podían controlar su fiebre tomando agua caliente y aplicando un pañuelo en su cabeza. Ni siquiera se realizaron test de ácido nucleico durante 3 o 4 días seguidos. Otra trabajadora, mostrando su permiso frente a la cámara, dice que fue confinada en la Foxconn de Yukangbei, en su dormitorio, con 39,9 grados de fiebre, recibiendo ningún cuidado durante este tiempo.

Traducción:

Por favor difundir
Mi mamá trabaja en la fábrica de la Zona Portuaria de Foxconn en Zhengzhou y vive en una habitación junto a otras 8 personas. El 17 de octubre, aquellos con un código rojo y un código verde permanecieron juntos. En la noche del 19 de octubre, los que tenían un resultado positivo en el test de ácido nucleico fueron confinados en el edificio 44 del dormitorio de Yukangbei. Hasta ahora, nadie fue a visitarlas. Todas arrancaron con fiebre, escalofríos, tos y dificultades para respirar. Nadie fue a llevarles comida. Llamé a la línea de atención para recibir ayuda. Un gerente llego a decir que es como un resfrío del cual es fácil recuperarse. ¿Que debería hacer? Ayuda, ayuda. Por favor presten atención.  Espero que los departamentos competentes y los equipos médicos puedan proveer tratamiento de urgencia. Por favor difundir por favor difundir

Traducción: Mi mamá esta encerrada en una habitación con 10 personas y no tiene permitido salir. La persona que vive en la litera de arriba está afiebrada. Nadie va a llevarles medicamento. Está demasiado débil como para levantarse de la cama. Llame a muchas de las líneas, pero no hubo respuesta. Todos respondieron que no era su responsabilidad.
—————————————————————————————————

#Foxconn Aclaración# #Zhengzhou Foxconn# Si, no son 20.000 casos, son más de 30.000. ¿Por qué mienten? ¿Que se animen los jefes a ir a Evergrande Future Light? ¿Dejan a personas sin agua caliente? Ni siquiera fueron para hacer tests de covid. #Zhengzhou Pandemia#

Por favor presten atención a esto. Nuestra única esperanza es que más personas lo vean

Posteos de Weibo del 22 y el 25 de octubre, respectivamente. Ambas trabajadoras son trabajadores de la Foxconn de Zhengzhou que fueron confinadas pero desatendidas.

Una trabajadora de Foxconn pidiendo ayuda en un posteo de Weibo.

Además de esto, como nadie llevó comida a los trabajadores a tiempo, se generó un caos cuando los trabajadores enfermos buscaron comida fuera del edificio en el cual debían llevar a cabo la cuarentena. Este “confinamiento” implicaba un mero movimiento de un lugar a otro, ya que las instalaciones no eran capaces de proveer condiciones para una cuarentena individual, sino que además carecían de tratamiento médico y distribución de alimentos.

Captura de videos que muestran el caos de como los trabajadores intentan conseguir comida fuera del sitio de cuarentena Evergrande.

Foxconn nunca publicó ningún dato que refiriese a la cantidad exacta de contagiados en la fábrica. Sin embargo, el video y las fotos del edificio en el cual Foxconn llevaba a cabo la cuarentena de sus trabajadores hicieron que muchos estimaran una cifra de 4 dígitos. Un gran número de empleados que testearon positivo o eran contacto estrecho fueron transferidos al edificio Evergrande Future Light. El grupo inmobiliario China Evergrande tiene más de 700 propiedades alrededor del país, ya comercializados, pero todavía bajo construcción, entre ellos el Evergrande Future Light de Zhengzhou. Hasta el momento, no hay ninguna información, oficial u online, con respecto al estado actual al respecto de la obra del Evergrande Future Light, y muchos sitios web de bienes raíces muestran que la propiedad va a estar lista para sus propietarios en el 2023 o 2024. En otras palabras, Evergrande Future Light, todavía en obras, no tiene condiciones para ser habitado, mucho menos para pacientes de Covid-19.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí