• Según la OPS hay 24 mil personas en albergues. Los sectores populares y las comunidades empobrecidas son las más afectadas por estos fenómenos.

Sthefanny Zúñiga

En territorio centroamericano y el Caribe es cosa de todos los años afrontar diversas tormentas tropicales, depresiones, huracanes, entre otros fenómenos en los meses de temporada lluviosa, principalmente entre setiembre y noviembre. Todos terminan por causar graves daños, mayoritariamente en las comunidades más pobres de cada país.

Este año el huracán Eta (el cual llegó a una categoría 4) y que actualmente se convirtió en una depresión tropical, causa graves daños a cientos de familias en toda la región.

En el caso de Panamá se reportan -al momento de escribir este artículo- daños por deslizamientos de tierras, y desbordamiento de ríos (los principales reportes se dan cerca de la frontera con Costa Rica), además hay unas 755 personas trasladas a albergues, sumado a esto hay 5 personas fallecidas y dos más desaparecidas[1].

En el caso costarricense a día de hoy se reportan diversos deslizamientos, ríos desbordados, casas, calles y puentes destruidos, unas 1400 personas en albergues y dos personas fallecidas. Todas estas afectaciones se están presentando en las zonas rurales del país.

Sobre Nicaragua se sabe que hay varias comunidades incomunicadas, afectación por el desborde de ríos, los fuertes vientos y los deslizamientos, dentro de las cifras que se conocen hay alrededor de 30 mil personas en albergues[2] y dos personas fallecidas (que de momento no sin reconocidas por el gobierno).

En Belice y El Salvador sólo se sabe que estaban en alerta y que Eta causó estragos en el segundo.

Mientras en Guatemala se está viendo afectada por el desborde de ríos e inundaciones y deslizamientos, de momento hay, por lo menos 408 personas en albergues, unas 33 282 afectados[3] y más de 50 fallecidos.

Otro de los países más afectados es Honduras, con comunidades totalmente inundadas, ríos crecidos que se han llevado puentes, deslizamientos, comunidades prácticamente incomunicadas, hay unas 1000 personas en albergues, 4000 afectadas por las lluvias y 11 fallecidas.

En el territorio mexicano también se reportan afectaciones, principalmente fuertes lluvias que han hecho crecer los ríos, provocando inundaciones. Sólo en el municipio de Tabasco se reportan 75.053 personas damnificadas.  Por si fuera poco se espera que Eta siga rumbo a Cuba.

A todas estas afectaciones se le debe agregar la crisis sanitaria que se vive en la región, por ejemplo la OPS hizo un llamado sobre Nicaragua ya que la tormenta afectó las instalaciones hospitalarias, además esta organización reporta un total de 24 mil personas distribuidas en 1400 refugios a lo largo de Centroamérica, quienes lo han perdido todo y muy posiblemente no tengan los implementos de salud necesarios.

Además de lo anterior resulta imposible dejar de lado el darle una visión de clase a estos fenómenos naturales, está resulta importantísima a la hora de ver todas estás afectaciones.

Para ilustrar esto vale recordar la película Parasite, cuando tras una fuerte inundación todo el barrio de la familia pobre queda inundado y las familias son trasladas a un albergue. A la mañana siguiente la familia que vive en un barrio burgués decide hacer una fiesta para su hijo “Hoy el cielo está tan azul y descontaminado gracias a la lluvia de ayer”, fue el diálogo usado para marcar la diferencia de clase.

En Centroamérica son miles las familias pobres las que viven en comunidades con riesgos ambientales los cuáles cada año se materializan en inundaciones y deslizamientos, en personas fallecidas, casas que sucumben ante las inclemencias de los fenómenos naturales. Mientras es muy rara la vez que se ven estas afectaciones en un barrio burgués.

Además, aun cuando hoy en día existe la tecnología y el desarrollo suficiente para evitar este tipo de incidentes, principalmente a través de la planificación urbanística, es patente que a los gobiernos poco les importan las vidas de todas estas personas, quienes año a año deben batallar con las inclemencias del clima.

Por todo lo anterior desde el Nuevo Partido Socialista, Las Rojas y ¡Ya Basta! Hacemos un llamado a llevar campañas de solidaridad con las comunidades y las familias afectadas por los embates del Huracán Eta.


[1] La Prensa. https://www.prensa.com/provincias/confirman-cinco-muertes-en-chiriqui-y-se-reportan-dos-personas-desaparecidas/

[2] El Confidencial. https://confidencial.com.ni/Eta-en-nicaragua-confidencial/amp/

[3] El Periódico. https://elperiodico.com.gt/nacionales/2020/11/05/imagenes-y-videos-del-impacto-de-Eta-en-guatemala/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre