• No hay que permitir esta excarcelación que pretende dejar en la completa impunidad el crimen contra Cáceres.

Por Redacción

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH alerta que dos de las personas condenadas por el asesinato de Berta Cáceres saldrían de la cárcel en días próximos.

Según el comunicado “Se ha hecho de conocimiento de nuestra organización ingentes gestiones para que, Sergio Rodríguez Orellana y Douglas Bustillo, trabajadores de la familia Atala Zablah, condenados a 30 años de prisión por el asesinato, sean puestos en libertad por supuestas razones médicas en medio de la crisis por el Covid-19. Y así mismo más beneficios o incluso la excarcelación para David Castillo, uno de los autores intelectuales del crimen”.

Además agregan que “este plan se sumaría a las condiciones de privilegio en las que se encuentran los delincuentes vinculados al asesinato de Berta Cáceres, en especial David Castillo, quien ha gozado de condiciones excepcionales de visitas, alojamiento VIP y libertades de traslados y transporte, amparado por las anteriores y actuales direcciones del Centro Penitenciario de Támara, donde al parecer se encuentran ahora Rodríguez y Bustillo”.

Estas personas tienen el respaldo de empresarios, el gobierno y el ejército y fueron condenados a 30 años de cárcel. Actuaron a expensas de DESA compañía que desarrollaba el proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca que fue denunciado por Cáceres debido a la destrucción ambiental en el rio Gualcarque.

El Tribunal que dictó las sentencias dio por un hecho, durante las audiencias orales y públicas, que ejecutivos de DESA conocían y dieron su aval para el asesinado. Berta Zúñiga, hija de Cáceres, ha expresado que “si bien desde el Ministerio Publico se ha anunciado en repetidas ocasiones que siguen investigando el caso, hasta la fecha, no se han realizado más ordenes de captura por la autoría intelectual del crimen”.

No hay que permitir esta excarcelación que pretende dejar en la completa impunidad el crimen contra Cáceres. Además, recordamos que aún no se ha hecho justicia, ya que quienes pagaron siguen impunes y no estará completa mientras los empresarios, políticos y militares que dieron las órdenes no sean juzgados y sentenciados. Hay que continuar exigiendo que estas redes mafiosas sean condenadas.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre