• Las y los trabajadores de la salud han protagonizado una nueva jornada de lucha a nivel nacional. Como viene sucediendo en las últimas semanas, el personal médico realizó nuevamente concentraciones en las puertas de los hospitales para denunciar la responsabilidad política del gobierno de Macron en la mala gestión de la crisis sanitaria.

Por Santiago Follet

Cientos de manifestantes se acercaron al hospital Robert Debré de París, para expresar su solidaridad con los trabajadores del lugar que encabezaron el acto. Desde el comienzo se notó una presencia desmesurada de las fuerzas policiales que buscaron intimidar a la gente que se acercaba encerrándolos y no dejándolos avanzar. Es por eso que el acto que debía tener lugar en la puerta del hospital debió trasladarse a las escalinatas de una iglesia cercana, en donde finalmente pudo acontecer improvisadamente.

 

Entre las intervenciones de los trabajadores, se destacaron aquellas que pusieron de relieve el esfuerzo extraordinario realizado por médicos y enfermeros mientras el gobierno les daba la espalda en todo momento. A su vez, volvieron a denunciar la irresponsabilidad gubernamental en el mantenimiento de las elecciones municipales de marzo cuando debería habérselas suspendido. La irracional presencia policial fue también denunciada como la prueba de que Macron elige deliberadamente a donde destinar los fondos del Estado. Mientras se aumenta el presupuesto para la represión, nada se destina para una salud pública cada vez más deteriorada.

 

 

La crisis sanitaria fue sobrellevada en gran parte gracias al trabajo de voluntarios y de trabajadores en graves condiciones de precarización laboral. Se hace necesario inventir en mayor infraestructura y presupuesto. También se necesitan mejoras salariales urgentes y mayores contrataciones de personal hospitalario.

El naciente movimiento de los trabajadores de la salud continúa ampliándose en cada martes y jueves “de la bronca”, con actos que se multiplican en la puerta de los centros de salud. La solidaridad de los más amplios sectores que se acercan debe pasar de los balcones y las ventanas a expresarse con toda su fuerza en las calles. Es necesario seguir apoyando a los trabajadores en cada acto que se realiza y llenar masivamente las calles en la movilización nacional del 16 de junio. Para exigirle al gobierno de Macron reales soluciones para la salud pública.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre