La tónica de la lucha en contra de la reforma de las jubilaciones ha pasado a una nueva etapa. El trámite legislativo de la reforma se encuentra en curso. Luego de las movilizaciones de diciembre y enero, el proyecto de ley ingresó esta semana a debate parlamentario.

Por Dani Lopez y Santiago Follet

Luego de un dictamen desfavorable del Consejo de Estado en el cual se expresó un mínimo revés al proyecto, siendo el mismo tildado de “apresurado en su tratamiento” e “inexacto en las propuestas presupuestarias para su aplicación”, el proyecto de ley inició su trámite legislativo comenzando por el tratamiento en comisiones e ingresando al recinto en fecha 17 de febrero.

La intersindical lanzó la convocatoria a continuar y sostener de manera declamatoria un plan de lucha contra la reforma, especialmente en 2 fechas: el 20 de febrero con una movilización y el 8 de marzo, en adhesión a la huelga feminista internacional por el día de la mujer trabajadora.

El estado general de las fuerzas huelguistas es de desgaste. Los trabajadores de la RATP y la SNCF han recibido la mayoría de los descuentos y han podido sostenerse mínimamente producto de la organización de los fondos de huelga, pero el grueso de estos trabajadores se encuentran en la actualidad reincorporados a la actividad desde mediados de enero.

El regreso de los trabajadores huelguistas a los puestos de trabajo no fue simple ni gratuito. Muchas patronales de distintos sectores se encuentran desde ese momento en avanzadas contra los huelguistas como amedrentamientos, sanciones o persecuciones. Esto se enmarca en que el saldo político de la lucha desarrollada en diciembre y enero terminó por desnudar hacia amplios sectores de trabajadores el carácter autoritario del gobierno de Macron, a quien se le realizan numerosos cuestionamientos sobre la legitimidad de las acciones de gobierno que desarrolla. Es de notar la solidaridad que recibieron los sectores que fueron más fuertemente reprimidos por la policía de Macron: los bomberos, los estudiantes y docentes en las puertas de los col

egios.


Conclusiones de esta etapa

El saldo de esta etapa de conflicto es la comprensión de amplios sectores del carácter autoritario del gobierno de los CEOs de Macron. Esto se evidenció en encuestas de opinión pública que se manifiestan en contra de la reforma o incluso la caída de la popularidad del propio Macron.

La imagen del presidente de Francia se ve severamente deteriorada con el cuestionamiento por su política sobre las jubilaciones que es percibida por amplios sectores como un ataque contra los trabajadores, que se suma a la lucha desarrollada contra él por los chalecos amarillos durante el 2018 y 2019.

El factor que todavía parece favorecerle es la existencia de la extrema derecha como enemigo principal y como antagonista definido por Macron para polarizar falsamente; la incapacidad del progresismo francés del PCF, el PS, los verdes o La France Insoumise; la pequeñez de la izquierda roja, todavía incapaz de presentarse como alternativa.

Mientras algunos sectores hacen votar en el parlamento, en el que Macron posee la amplia mayoría, la propuesta de un referéndum sobre la reforma de las pensiones para perder estrepitosamente, los armados políticos se encaminan a la discusión de las municipales del mes de marzo. Ante este panorama, la renuncia escandalosa del candidato de LREM a la alcaldía parisina, quien debiera bajarse de la campaña de forma apresurada luego de que se viralizara un video masturbatorio suyo, da cuenta del deterioro de las fuerzas de Macron a pocos días de los comicios.

 

¿Cómo se sigue?

Ante el tratamiento de la Asamblea del proyecto de ley, luego de 10 días de haber pasado por comisiones legislativas en acalorados debates que no conmovieron a las masas movilizadas y que propendieron a disipar el poder de fuego de los huelguistas en la calle, la propuesta  concreta de la intersindical son dos fechas alejadas en el calendario que dosifican la bronca contra el gobierno y contribuyen más a alimentar un sentimiento derrotista que a organizar las fuerzas disponibles bajo la perspectiva de lograr un triunfo del movimiento.

Esto se evidencia en la ausencia de cualquier tipo de iniciativa de parte de las centrales sindicales que tienen la dirección del conflicto y cuentan con la capacidad de movilizar el poder de fuego de los trabajadores para hacerse presentes el lunes 17 en el inicio oficial del debate parlamentario de la reforma en la Asamblea Nacional. Apenas algunos sectores de vanguardia se encontraron correctamente presentes afuera del parlamento pero ni por asomo pueden compararse con la cantidad de manifestantes que se han hecho presentes en otras convocatorias de los sindicatos.

En este sentido, el llamado a hacer un “lunes negro” en la RATP también para la fecha del 17 evidenció tener un impacto demasiado minoritario. Mientras tanto existen varios sectores en lucha, como la salud entre otros, que realizan sus movilizaciones sectoriales por sus reivindicaciones concretas, pero de manera atomizada. En el caso de los docentes, otro sector fuertemente movilizado, se encuentran actualmente en período de vacaciones escolares, por lo que habrá que ver cuál es el estado de ánimo a partir de la vuelta a clases, pero sabemos que existen grandes reservas de lucha que podrían reactivarse en las semanas siguientes.

Por otra parte, si bien compartimos la necesidad de que la convocatoria al 8m se tiña de la lucha contra la reforma, en estas horas el llamado de la Intersindical pareciera ser más bien una apropiación inteligente de una fecha que tendría peso por sí misma, ante el auge de un movimiento feminista internacional en alza y que en parte se ha movilizado contra la reforma de las jubilaciones, pero no de conjunto. Ante esto entendemos que la convocatoria debe servir para revitalizar la pelea contra la reforma jubilatoria de Macron y también para expresar con fuerza los reclamos construidos del movimiento de mujeres francesas en relación a la violencia de género, un país donde han muerto 149 mujeres, en manos de sus parejas o exparejas, o por el simple hecho de ser mujeres en el año 2019.

Es importante señalar que las mujeres se verían particularmente afectadas por la reforma de las jubilaciones en tanto constituyen una población con una inserción precaria en el mercado de trabajo en un país capitalista y patriarcal que no escapa a la brecha salarial de género y al depósito de las tareas reproductivas y de cuidado no remuneradas sobre las espaldas femeninas.  Pero también es importante que sea el movimiento de mujeres quien levante esa reivindicación, encontrando sus canales propios de organización independiente de la burocracia sindical.

Otra de las mediaciones existentes tiene que ver con el problema de que el 8 de marzo es un domingo, por lo que se buscará disminuir la combatividad de la fecha y hacer de la jornada una marcha aislada en el calendario sin continuidad, como hemos observado en la marcha contra la islamofobia realizada también en un domingo hace algunos meses atrás.

En definitiva, queremos reflejar que la pelea contra la reforma jubilatoria continúa abierta y que a pesar de las mediaciones existentes, el rechazo inmenso de la población hacia la reforma y más de forma general hacia el gobierno, además de la acumulación de un clima de movilización y huelga fuertemente presente en los meses anteriores, nos hacen prever que el movimiento social no ha dicho aun sus últimas palabras y que podría reactivarse nuevamente.

En este sentido, los embriones de autoorganización y coordinadoras puestos en pie en los últimos meses, tarea a la que hemos contribuido a partir de la organización de los trabajadores precarios de la educación nacional en la experiencia del colectivo “Vie scolaire en colère”, serán fundamentales para superar a la burocracia sindical, los límites de su inmovilismo y fragmentación. Para que se vuelva a expresar masivamente la fuerza de los trabajadores en las calles en la perspectiva de relanzar la huelga general para derrotar a la reforma de jubilaciones de Macron. Porque como los huelguistas han dicho en numerosas oportunidades “iremos hasta el retiro de la reforma”.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre