Francia: el NPA es de sus militantes ¡Nosotros continuaremos el NPA!

El 5º congreso del NPA estuvo marcado por la decisión unilateral y antidemocrática de la dirección saliente, representada por Philippe Poutou y Olivier Besancenot, de romper con la organización.

0
16

Traducción del francés: Lucía Bohumin

 “El congreso del NPA reunió este fin de semana en Saint-Denis a 210 delegados, en representación de los 2.013 miembros del partido. La plataforma A recibió 91 votos, el 6,21 %, la plataforma B, 711 votos, el 48,50 %, y la plataforma C, 664 votos, el 45,29 % (es decir, 47 votos de diferencia). El Congreso se realizó pocos meses después de que todo el NPA encabezara la campaña presidencial del partido, campaña que contribuyó a una nueva afluencia militante al NPA:  en un año, más de 500 militantes, jóvenes, educados o trabajadores se han incorporado a nuestras filas.

A pesar de estos avances, parte de la dirección saliente del NPA optó por abandonar el Congreso antes de cualquier votación, incluidas las votaciones decisivas de orientación, para llevar adelante, en soledad, una política hacia las NUPES y su principal componente LFI, iniciada en las elecciones regionales de 2021 en Nueva Aquitania y Occitania, y confirmada durante las elecciones legislativas de 2022. Una política divisionista y minoritaria, que solo recogió 100 votos en una votación a puertas cerradas, mientras que el partido había enviado 210 delegados a este Congreso. Los pocos separatistas de la dirección saliente han optado por intentar hacer estallar el partido desafiando el abrumador voto democrático de los activistas que, por el contrario, habían votado en sus plenarios previos al Congreso por una moción explícita a favor de «continuar el NPA», o votando por mayoría a las plataformas que rechazaron la escisión, incluida nuestra plataforma C. Esta plataforma es ampliamente mayoritaria en el sector de la juventud del NPA, en numerosas ramas profesionales (transporte, correo, automotriz) y en diferentes departamentos del país (París, Marsella, Lyon, Bordeaux, Rouen, etc.).

Declaración del 5to Congreso del NPA: “Urgencia y actualidad de la revolución, nosotros continuamos el NPA”, votada por 95 delegados, el 11 de diciembre de 2022, en Saint-Denis.

 

El 5º congreso del NPA estuvo marcado por la decisión unilateral y antidemocrática de la dirección saliente, representada por Philippe Poutou y Olivier Besancenot, de romper con la organización. Esta decisión iba en contra de la elección mayoritaria de los activistas,expresada durante las asambleas locales, de “continuar con el NPA” y evitar cualquier intento de escisión.

Sin embargo, los delegados de la plataforma B (48%) optaron por abandonar el congreso del NPA y anunciar a la prensa la escisión en «dos organizaciones separadas» porque creían que era imposible seguir trabajando juntos con el resto del partido. En particular, con “las fracciones-organizaciones La Chispa, Anticapitalismo y Revolución, y Socialismo o Barbarie y la corriente Democracia Revolucionaria, agrupadas en este congreso en una plataforma electiva común”, la plataforma C (45%).

Curiosa elección para una corriente que se dice “abierta”, “unitaria”, “amplia” o incluso “democrática”. Romper la organización en nombre de la unidad y el pluralismo para hacer frente a cualquier tendencia disidente interna. Sacar de su proyecto político a los 400 militantes del sector juvenil que día a día dan vida al partido. Esto además de los activistas de la mayoría de las principales federaciones a nivel nacional, que votaron abrumadoramente por la Plataforma C: París, Hautes de Seine, Val de Marne, Lille, Lyon, Bordeaux, Rouen y Marseille, entre otras.

Una ruptura irresponsable, antidemocrática y divisionista

La elección de la plataforma B representa en el plano político una decisión cuanto menos irresponsable, por no decir criminal. ¡Resulta que, en un contexto de crisis, guerra y revueltas, urge construir partidos revolucionarios para la emancipación de los explotados y oprimidos, en lugar de destruirlos! En un contexto de ataques capitalistas y reaccionarios del gobierno de Macron, mientras nuestra clase sufre los estragos diarios de la inflación y los precios en alza, mientras los trabajadores luchan por llegar a fin de mes, querer destruir la organización de los anticapitalistas y revolucionarios es una decisión deplorable.

En este momento, Macron está lanzando la ofensiva de su contrarreforma de las pensiones, contra la cual tendremos que organizar un gran movimiento de resistencia social. El congreso del NPA debería haber sido utilizado para preparar esta batalla política en lugar de promulgar una separación sobre bases políticas que no están claras.

Philippe Poutou explicó a BFM que el motivo de la escisión es la existencia de un sector más radical (el nuestro) que busca construir un partido de revolucionarios y un grupo más «amplio» y «unitario» que busca una alianza con la France Insoumise.

Sí, queremos construir un partido de revolucionarios para derrocar el sistema capitalista. Esto no quiere decir que nuestra orientación sea “unívoca” o “sectaria”. Basta ver las declaraciones de Anthony Toueilles, concejal de LFI, quien le explica a Poutou cómo los militantes de la plataforma C construyen luchas en unidad de acción con LFI. La unidad de acción y la fusión político-electoral son dos enfoques totalmente diferentes que no deben confundirse.

En nuestra opinión, para trabajar por la reactivación de la perspectiva de la revolución socialista, es necesario construir partidos revolucionarios para transformar las revueltas populares en verdaderas revoluciones sociales. Una orientación de alianza electoral con fuerzas reformistas y burguesasno permitirá a la clase obrera construir una fuerza política independiente de la burguesía, sino que la hará caer en el callejón sin salida de las instituciones del sistema capitalista.

Los compañeros de la plataforma B no parecen hacer balance de la errónea política internacional de los “partidos amplios” del Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional, del error del apoyo a Syriza y Podemos, entre otros. En Brasil, las secciones de Secretariado Unificado se preparan para integrarse al gobierno Lula-Alckmin, un gobierno burgués y capitalista. Estamos en contra de este enfoque.

En Francia, las alianzas electorales con el NUPES nunca han logrado un consenso mayoritario dentro del NPA. Pero esta divergencia táctica no merecía la escisión en dos organizaciones distintas, porque en realidad el NPA no estaba integrado en esta formación reformista-burguesa y nuestro partido mantenía su independencia de clase.

Desgraciadamente, la elección de la dirección saliente de liquidar un partido histórico de la izquierda francesa muestra un desprecio por el compromiso de sus militantes y abre la puerta a una orientación de deriva oportunista electoral-parlamentaria agravada. Un proyecto político que nada tiene que ver con el proyecto anticapitalista, independiente y revolucionario del NPA. Una elección que lamentamos profundamente.

¡Continuamos el NPA! Por un partido independiente, revolucionario y militante

El derrotismo del liderazgo de la Plataforma B contrasta fuertemente con el carácter activista de la base de la organización. En efecto, 500 nuevos militantes se incorporaron al partido en el último período, fruto de una exitosa campaña electoral y de la intervención en los sectores laboral y juvenil. El sector joven del NPA está más vivo que nunca: organizamos manifestaciones, cursos, reuniones abiertas y construimos a diario la batalla contra Macron en lugares de estudio y trabajo.

Esta ruptura tiene un doble carácter. Evidentemente, no estamos celebrando la salida de cientos de militantes, pero la escisión también puede servir para esclarecer el carácter revolucionario, militante e independiente del NPA. Las corrientes de la Plataforma C han mantenido la coherencia política en los últimos años y hoy representan a cientos de militantes decididos a darle vidaa un partido anticapitalista y revolucionario. Una oportunidad también para dar cabida a toda una generación de jóvenes militantes del partido.

En el NPA hay una mayoría de compañeros que se oponen a la escisión y que desean seguir militando por una perspectiva anticapitalista. Esta semana se llevarán a cabo muchas reuniones y asambleas generales para organizar las fuerzas militantes del partido.

El partido pertenece a sus militantes. Si los compañeros de la plataforma B han optado por irse a un proyecto político “menos radical”, no podemos impedir que lo hagan. Pero el nombre del partido, su logo, su tesorería, su local, su prensa, etc. pertenecen a militantes que quieren continuar con el proyecto revolucionario del NPA. Si la plataforma B intentara irse manteniendo todo el aparato del partido, ya no se trataría de una escisión sino de una exclusión masiva y burocrática.

Por estas razones, los delegados de la Plataforma C continuaron con la convención del NPA y adoptaron por unanimidad una declaración de fin del congreso para continuar con el NPA.

El domingo 18 de diciembre la marcha solidaria será una oportunidad para mostrar fuerza en apoyo a las personas migrantes y excluidas, para movilizar ampliamente y continuar la lucha contra la ley racista contra la inmigración de Darmanin. Luego, se llevará a cabo una reunión nacional de activistas del NPA que se oponen a la escisión para continuar con el NPA. Socialismo o Barbarie es parte de esta iniciativa. Ponemos toda nuestra fuerza militante en la construcción de un partido revolucionario, militante e independiente. ¡Por el reagrupamiento de los revolucionarios en Francia y en todo el mundo!

¡El NPA es de sus militantes, continuemos el NPA!

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí