Europa: las huelgas paralizaron el turismo navideño en Francia y Reino Unido

La Navidad transcurrió en Europa en medio de la mayor ola de huelgas en tres décadas. Las protestas obreras paralizaron las fiestas.

0
29

La Navidad llegó a una Europa cruzada por fuertes conflictos sindicales. La guerra en Ucrania, la crisis energética y la inflación mundial vienen pulverizando los salarios europeos desde hace casi un año. El resultado es la mayor ola de huelgas que el viejo continente atestiguó en las últimas tres décadas y que incluye a los trabajadores ferroviarios, del transporte, de las aerolíneas, estatales, de la salud y muchos otros gremios.

El viernes 23 de diciembre entraron en paro los trabajadores de seguridad fronteriza del Reino Unido, generando demoras en los trámites de pasaporte y los viajes en el «pico» de la temporada de fin de año. La huelga incluye a unos 1.000 guardias fronterizos y terminará el día 26 de diciembre. Pero el gremio volverá al paro el 28 de diciembre, extendiendo la acción hasta el día 31.

En Francia fueron los trabajadores ferroviarios los que demoraron las cenas familiares y los festejos navideños. El reclamo por aumentos de salarios según la inflación llevó a la cancelación del 20% de los trenes rápidos franceses. Alrededor de 200.000 pasajeros tuvieron que modificar sus itinerarios navideños.

Pero ferroviarios y aeronáuticos son sólo la punta del iceberg. Sólo en el Reino Unido, se espera que ferroviariosenfermerasparamédicos e instructores de manejo vayan a la huelga durante la primera semana de enero. Malas noticias para el gobierno británico, que viene de un largo año de crisis ministeriales y descontento social. La incapacidad del gobierno de Boris Johnson para controlar la inflación en el contexto de la guerra y la era post – Brexit terminaron minando la legitimidad del gobierno Johnson y forzando varios recambios. Los trabajadores industriales ingleses estuvieron en el centro del llamado «verano del descontento».

Hasta noviembre, la inflación interanual alcanzó el 10,7% en Gran Bretaña y más del 6% en Francia. A estos guarismos se sumó la enorme crisis energética desatada por la guerra en Ucrania para desencadenar lo que constituye la mayor caída del nivel de vida de los trabajadores europeos desde el término de la Segunda Guerra Mundial.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí