• Para entender como sigue la disputa presidencial y la crisis política abierta en los Estados Unidos. Si se termina definiendo el curso de triunfo demócrata en esos dos estados, se alzarían con la cantidad de votos en el colegio electoral para quedarse con la presidencia.

Redaccion

Contando los estados en los que ya terminó el recuento, en estos momentos Biden lleva la ventaja con 248 votos del colegio electoral (más de 70 millones de votos populares) y Trump tiene 214 votos electorales (más de 67 millones del voto popular). Para ganar, cualquiera de los dos debe alcanzar los 270 votos electorales.

Los estados todavía en disputa son:

Pensilvania. 20 votos electorales (Trump lleva la ventaja del 5% con el 88% del recuento realizado)

Carolina del Norte. 15 votos electorales (Trump gana por 1% con el 94% del recuento)

Georgia. 16 votos electorales. (Trump, gana por 2% con el 96% del recuento)

Michigan. 16 votos electorales (gana Biden por 1% con el 99% del recuento)

Nevada. 6 votos electorales (gana Biden por 1% con el 75% del recuento).

Carolina del Norte y Georgia parece que se definirán por Trump, lo que sumaría 31 votos electorales, dejándole al candidato republicano un total de 245 votos electorales firmes. Biden para ganar necesita que se definan para él los recuentos en Nevada y Michigan, lo que parece casi asegurado. Michigan está en el 99% del recuento con Biden llevando una ventaja del 1%, por lo que es casi imposible que Trump logre dar vuelta el triunfo demócrata. Nevada está bastante más atrás en la cuenta de votos (75%), pero Biden viene llevando una ventaja sostenida del 1%: si bien parece ser demasiado estrecha, buena parte de los votos que faltan son por correo, de casi asegurada mayoría azul.

En el caso en que Nevada o Michigan vean un inesperado triunfo republicano, Pensilvania definiría la elección, y sus resultados pueden llevar a una disputa que no se resuelva por la cantidad de votos. La ventaja de Trump como reflejan los números actuales no es tal: apenas comienzan a ser contados los votos por correo, que se descuentan serán ampliamente demócratas. Se trata de unos 3 millones de votos que sin duda volcarían la definición hacia Biden. Son precisamente esos votos los que Trump pretende desconocer y llevar la definición hacia la Corte Suprema, para que no sea ni siquiera el antidemocrático sistema electoral estadounidense el que defina sino los jueces que le responden a él. Ni hablar del votos popular: Biden lleva una ventaja de dos millones y medio de votos.

La política de Trump está siendo la del fraude, liso y llano.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre