Estados Unidos organizó más de 350 golpes de Estado en todo el mundo desde 1982

El dato cobra relevancia luego de que el ex asesor de Trump, John Bolton, confesara haber ayudado a planificar golpes de estado en otros países.

0
13

Un estudio del Cline Center de la Universidad de Illinois generó un registro documentado de los intentos de golpes de estado planificados por EEUU posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Cuando la semana pasada el periodista de CNN quiso indagar acerca de los golpes a gobiernos extranjeros que John Bolton había participado como funcionario del gobierno, este dejó entrever que contaba con información pero no estaba dispuesto a revelarla.

Un periodista del diario The Washington Post analizó los períodos en los que Bolton ejerció algún cargo político y cruzó esa línea temporal con los golpes de Estado en los que Washington tuvo participación.

Los resultados obtenidos fueron categóricos: desde que Bolton se unió al gobierno durante la administración Reagan en el año 1982, Estados Unidos fue responsable de más de 350 intentos de golpe en todo el mundo de los cuales 150 fueron concretados.

De hecho,  de estas 350 intentonas desestabilizadoras, 191 ocurrieron mientras Bolton se desempeñaba como funcionario del Departamento de Estado, como embajador de la ONU o como asesor de seguridad nacional de Trump.

Un extenso prontuario lo involucra desde el año 1989 en la arremetida golpista en Panamá, como el arquitecto de las invasiones a Irak en 2005 de la mano de Bush hijo, las continuas intervenciones militares en Medio Oriente, la invasión a Afganistán en el año 2001, el derrocamiento del gobierno de Haití en el 2004 hasta el fallido golpe de estado en Venezuela bajo la administración de Trump.

 

Este exuberante número de intervenciones políticas y militares que usó y continúa usando Estados Unidos embanderado bajo los valores de “la libertad y la democracia”, se desenmascaran bajo los verdaderos objetivos imperialistas que siempre persiguieron desde la apropiación de recursos naturales hasta el control territorial en zonas de influencia ante la amenaza de otras potencias.

«Cuando buscas los mejores intereses de EE.UU., hacés lo que sea necesario para proteger esos intereses» aseveró Bolton a principios de año en una entrevista para el medio televisivo conservador Newsmax.

La honestidad brutal de Bolton no deja lugar a dudas de cómo pretenden los ejecutores del capitalismo mantener el estado de cosas incluso en el barro de su propia crisis agónica: seguirán intentando “exportar democracia” a sangre y fuego para defender sus propios intereses a costa de la brutal explotación y opresión de la inmensa mayoría.

Sin embargo, del otro lado de la trinchera, las rebeliones y protestas de jóvenes, mujeres y trabajadores contra estos ataques sistemáticos tampoco dejan de contabilizarse en todo el globo. Tiemble Bolton, tiemble.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí