Estados Unidos: explotación infantil de niños inmigrantes en la multinacional Hyundai

Una empresa proveedora de autopartes de la gigante automotriz surcoreana utilizó la mano de obra de unos 50 menores de edad en Alabama, Estados Unidos.

0
14

Una investigación de Reuters ventiló el escándalo al publicar la denuncia del Departamento de Trabajo estadounidense contra la empresa de autopartes Smart del Estado de Alabama, que contrató a más de 50 niñes inmigrantes de entre 12 y 16 años para proveer de componentes a la automotriz Hyundai.

Así, los documentos judiciales federales revelan que la empresa fabricante de autopartes “violó repetidamente” las leyes federales de trabajo infantil en su planta de Luverne al «emplear trabajo infantil opresivo a menores de 16 años».

Muchos de los faros, luces traseras y otras partes de los autos que Hyundai expone en sus lujosas concesionarias, son producto del triste esfuerzo de niñes inmigrantes que en la desesperación de ganar unos pocos dólares, se sometieron a largas jornadas de trabajo.

El escandaloso hecho salió a la luz luego de la denuncia por la desaparición de una niña migrante guatemalteca de 14 años en Alabama, donde ella y sus dos hermanos, de 12 y 15 años, trabajaban para la fábrica de autopartes.

Por si fuera poco, ex trabajadores de la proveedora de Hyundai revelaron que Smart “despidió” a varios niñes que trabajaban en su fábrica luego de que se hiciera pública la noticia de la desaparición de la niña.

Desde luego que tanto Hyundai,uno de los mayores fabricantes de autos del mundo, como su proveedora se desligaron de cualquier responsabilidad al argumentar  que desconocían la forma de contratación de los trabajadores dado que era realizada por una firma externa a ambas empresas.

«No toleramos las prácticas laborales ilegales en ninguna entidad de Hyundai” publicó el conglomerado surcoreano para despegarse de la aberrante denuncia mientras planea invertir más de 5.000 millones de dólares en el país norteamericano.

No debió pasar mucho tiempo para que se llegara a un indignante acuerdo de conciliación entre la justicia norteamericana y el fabricante de autopartes que se “comprometió” en dejar de contratar menores de edad, a la vez que «castigó» a los gerentes que tenían conocimiento de los trabajadores infantiles.

Indudablemente la cárcel en Estados Unidos tampoco es lugar para los poderosos dueños de empresas que con una inaudita conciliación (y probablemente unos cuantos millones de verdes) logró quedar impune al igual que su evidente cómplice, la multinacional Hyundai.

Pero este no es un caso aislado, el trabajo infantil en Estados Unidos se extiende desde les niñes (en su mayoría inmigrantes) que recogen tabaco expuestos a la toxicidad de la nicotina, hasta les jóvenes que operan pesados equipos ​​en granjas y sectores industriales.

La realidad recrudece cuando se registra un aumento en las detenciones de niñes no acompañades en la frontera entre EE. UU. y México que el último año fue de 150.000.

De hecho, en 2021 el país norteamericano registró la mayor cantidad de detenciones de migrantes en la frontera en la historia de la nación: 1,7 millones de personas.

«Los niños están siendo utilizados para llenar los vacíos laborales desde la llegada de la pandemia de COVID-19» afirman desde Human Rights Watch advirtiendo a los gobiernos de todo el mundo sobre cómo la crisis económica post pandemia ha obligado a les niñes a trabajar, ya sea para mantener a sus familias o para llenar (con mano de obra barata) vacantes en puestos de trabajo.

De hecho, un informe de UNICEF del 2021 estimó que alrededor de 160 millones de niñes en todo el mundo, la mitad de ellos entre 5 y 11 años de edad, se ven obligados a realizar algún tipo de trabajo incluso siendo potencialmente peligrosos.

Frente a los protocolares intentos de organismos internacionales en poner metas para la  erradicación del trabajo infantil, ¿Por qué el flagelo de tantas infancias sigue en aumento? Resulta evidente que hay un sector que saca provecho en que nada cambie.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí