• El cómputo de votos avanza y aleja cada vez más a Trump de la reelección. Dos estados que hasta ahora le daban ventaja registraron hoy una creciente ventaja demócrata y podrían definir la elección más allá de lo que suceda en los otros estados en disputa.

Redacción 

Con el 95% de los votos escrutados, el estado clave de la disputa en la costa este arrojó en la mañana de hoy una creciente ventaja demócrata. Allí es donde más ásperamente se daba la pelea por el conteo, pues los 3 millones de votos por correo que Trump no quería contar podían definir la elección. Eso es precisamente lo que parece estar sucediendo en estos momentos.

La evolución de las cosas en las últimas 24 horas en ese estado son de cómicas a trágicas (para Trump), más si tenemos en cuenta su rápido cambio de opinión en twitter. Mientras en la tarde de ayer decía «Gran triunfo legal en Pennsylvania!» reivindicando su leve mayoría, en la mañana de hoy decía que «Filadelfia ha tenido una podrida historia en cuanto a integridad electoral».

 

A su vez, también los republicanos estarían perdiendo Georgia, un estado de la costa este que por días pareció triunfalmente asegurado para Trump.

Las malas noticias vinieron juntas y en una misma mañana para Donald Trump. Mientras intentaba dar vuelta los resultados en Arizona y paralizar el conteo en Nevada, en la otra punta del país esas maniobras quedaban sin efecto. Porque si Pennsylvania y Georgia se quedan azules, la suerte está echada: el triunfo de Biden es irremontable.

Precisamente por temor a esta evolución de las cosas es que Trump pedía explícitamente ayer «Dejen de contar!» mientras interponía recursos legales tratando de paralizar efectivamente el recuento de votos en los estados en disputa.

En la mañana de hoy, todavía faltaban decenas de miles de boletas por ser contabilizadas en el estado clave de Pennsylvania, pero a cada pequeño paso que se daba, el triunfo demócrata era más y más evidente. En su principal ciudad, Filadelfia, fue el último rebrote de la rebelión antirracista, hace apenas semanas. Estos días se registraron allí nuevas movilizaciones esta vez exigiendo que cada voto sea contado.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre