• El objetivo principal de dicho sindicato será eliminar de las mentes trabajadoras la idea de defender sus intereses como clase, uniendo a éstas junto a los empresarios bajo la bandera nacional.

Por Socialismo o Barbarie Barcelona

El pasado sábado 4, Santiago Abascal anunciaba en un mitin en A Coruña la intención de crear un sindicato de Vox. El objetivo principal de dicho sindicato será eliminar de las mentes trabajadoras la idea de defender sus intereses como clase, uniendo a éstas junto a los empresarios bajo la bandera nacional. También pretende arremeter contra los sindicatos y organizaciones de clase, algo característico de la extrema derecha y que, por ejemplo, ya hizo Hitler nada más llegar al poder.

Este tipo de sindicato no es nada nuevo. Bajo la dictadura franquista se creó el Sindicato Vertical, controlado por la Falange, único y de afiliación obligatoria. Y como el de Abascal, también rechazaba la lucha de clases.

Pero a pesar de que les duela, la lucha de clases existe, y la pandemia no ha hecho más que demostrarlo. Hemos visto desde finales de marzo como cada vez hay más sectores de trabajadores en lucha por sus derechos. Ejemplo de ellos son los y las sanitarias que reclaman una subida de sueldo que inviertan los años de recortes, los miles de trabajadores de Nissan y sus familias que se movilizan para defender sus puestos de trabajo, las personas sin papeles movilizados contra leyes racistas que les segregan y les hunden en la explotación, precarización y miseria, etc.

Es la clase trabajadora la que, a pesar de las cuarentenas impuestas por diferentes gobiernos del mundo, ha tenido que seguir trabajando, en sus lugares de trabajo o desde casa. Hemos visto que la clase trabajadora es la que nos cuida, nos alimenta y, en definitiva, la que mueve el mundo.

Repudiamos el sindicato de Vox por querer tapar la realidad para defender los intereses de las grandes patronales e imponer su ideología anti-obrera. Remarcamos la peligrosidad del proyecto del grupo de extrema derecha para las clases populares y trabajadoras, ya que la creación de este sindicato busca la legitimidad entre éstas, como ya ha intentado anteriormente.

Vox quiere aprovecharse del malestar de los y las trabajadoras tras la gestión de la pandemia que ha hecho el gobierno de PSOE y UP en defensa los capitalistas. Medidas como los ERTES, la gestión de la sanidad pública y privada, los despidos y los alquileres son ejemplos de ello. Es tan necesario señalar el papel nada de izquierdas del Gobierno como la pésima gestión que haría Vox ante la pandemia, que se parecería más a lo que se está viviendo en los Estados Unidos de Trump.

Ante la extrema derecha, es necesaria la construcción de una alternativa de la clase trabajadora, por izquierda al actual gobierno y que defienda los intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud para materializar el “¡No pasarán!”.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre