• Esta mañana se ha celebrado en Madrid un homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia en el Estado español. Mientras tanto, los nuevos rebrotes se descontrolan sobre la clase trabajadora, especialmente los trabajadores migrantes más explotados y precarizados. Los trabajadores de la salud se movilizan ante sus malas condiciones laborales y la falta de recursos contra el virus y una ola de despidos pone en pie de guerra a miles de trabajadores.

Socialismo o Barbarie Estado Español

El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha celebrado esta mañana un homenaje a las víctimas por coronavirus. El acto, celebrado en el patio de armas del Palacio Real, ha sido presidido por los reyes y ha contado con la presencia del ejecutivo PSOE-UP al completo, todos los presidentes autonómicos, expresidentes del Gobierno, representantes de los partidos políticos, un centenar de familiares de fallecidos, una representante de los trabajadores de la salud y representantes internacionales, como Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS, todos en busca de una foto.

Al acto han asistido todos los partidos políticos excepto Vox, CUP, EH Bildu, ERC y BNG. Vox ha argumentado que no asistiría para “no contribuir a consolidar las mentiras de Sánchez sobre su gestión” y porque se trata de una “ceremonia exculpatoria de un gobierno que oculta la mitad de muertos”, mientras que ERC ha aducido que el acto es un blanqueamiento de la monarquía.

El acto busca vender la imagen de unidad, de “salir todos juntos de esta”. Una unidad por arriba donde se excluye a la mayoría de sociedad que realmente paga la crisis sanitaria y la económica derivada de la pandemia: la clase trabajadora.

El homenaje presenta la crisis sanitaria del coronavirus y las miles de muertes como “una tragedia natural inevitable”. El funeral de Estado no es más que una farsa, una forma de evadir la responsabilidad de la gestión de la crisis de la Covid-19 que deja 28.413 víctimas mortales en el Estado Español (y continúa). Una gestión que ha priorizado los beneficios económicos de la Sanidad Privada y de empresas multimillonarias ante la falta de recursos sanitarios (materiales y humanos) que dejaban a unos trabajadores de la salud sin EPIs y sobresaturados en la primera línea, con las terribles consecuencias de 52.643 sanitarios contagiados (datos hasta el 9/07) y 63 fallecidos (datos hasta el 5/06). Durante su intervención una enfermera del hospital Vall d’Hebron – como representante de todos los y las trabajadoras esenciales – ha declarado “los que estaban detrás de los EPIs no eran héroes, eran personas” y ha instado a defender la Sanidad Pública.

Un paripé que sirve para que PSOE y UP continúen legitimando la monarquía corrupta y multimillonaria, con un patrimonio pagado por toda la ciudadanía española. La expropiación de toda esta riqueza y la abolición de la monarquía deberían ser prioritarias desde el inicio de la pandemia, para poner todos los recursos al servicio de la Sanidad Pública y la clase trabajadora.

Este homenaje aconfesional se realiza días después de una misa organizada el 6 de julio por la Conferencia Episcopal en homenaje a las víctimas de la pandemia. A este acto de la iglesia católica también asistieron los monarcas, junto con las presidentas del Congreso y el Senado, portavoces de Vox, Ciudadanos y PP, la delegación del Gobierno en Madrid, los presidentes del Supremo y el Constitucional, representantes de las Fuerzas Armadas y Carmen Calvo – vicepresidenta del Gobierno – como representante del ejecutivo PSOE-UP. A pesar de no ser un funeral de Estado, la presencia de los monarcas y todas las demás personalidades hizo que lo pareciera. Esto fue aprovechado por la ultraderecha, que criticó duramente la ausencia de Pablo Iglesias, Pedro Sánchez o Salvador Illa (ministro de Sanidad) y les acusaron de “insultar a los muertos”.

El acto oficial de hoy – y ya no digamos el acto de la Conferencia Episcopal – es un gran paripé hipócrita. Los contagios y los muertos los ponemos los de abajo: los trabajadores esenciales en primera línea sin EPIs suficientes, los trabajadores no esenciales que el Gobierno envía a trabajar después de dos semanas de cuarentena porque tenemos que seguir generando beneficios para las empresas, los trabajadores más empobrecidos y precarizados trabajando sin condiciones de seguridad, las personas mayores en residencias a las que no se trasladaba a hospitales, las personas que han fallecido por falta de recursos materiales en los hospitales…

El mismo gobierno que mandaba a los trabajadores al matadero hace unas semanas, el mismo gobierno que ha tenido a los trabajadores de la salud sin equipos de seguridad, el mismo gobierno “progresista” que no ha tocado un pelo de la sanidad privada o a las grandes fortunas, los partidos políticos responsables de los recortes y privatizaciones a nivel central y autonómico, los responsables de la situación de la sanidad pública actualmente… hoy todos ellos organizan un homenaje a las víctimas.

Y no nos olvidamos de los dos grandes desaparecidos durante la pandemia: la monarquía y la Iglesia, que hoy posan para la cámara y van a misa cuando no han puesto ni un céntimo durante estos meses. La pandemia no se combate rezando ni haciendo una “gira” por el país, se combate invirtiendo en la sanidad pública, en recursos humanos y materiales.

Mientras los de arriba se toman la foto, en el Estado español hay actualmente 120 focos de rebrotes. Éstos sobre todo se están dando entre los trabajadores de la industria cárnica y los trabajadores del campo, y especialmente se está encarnizando con los trabajadores migrantes más explotados y precarizados. Insistimos en que la pandemia hay que combatirla con inversión en salud. Actualmente hay 120 rastreadores disponibles en Catalunya y los expertos recomiendan entre 1.500 y 2.000 para poder cortar las cadenas de transmisión. Por eso, exigimos inversión masiva ya en salud: en recursos materiales, en equipos de protección adecuados, en recursos humanos.

¡Inversión masiva ya en salud! ¡Por la reversión de los recortes en el sistema de salud pública!

¡Basta de contratos basura y temporales a los trabajadores de la salud!

¡Basta de decir que no hay dinero! ¡Expropiación de la monarquía y la Iglesia para invertir en salud!

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre