• Paolo Miranda es un enfermero del hospital de Cremona, ciudad de la región de Lombardía en el norte de Italia que, a estas horas, es el foco mundial de la crisis sanitaria y humanitaria que representa el coronavirus. A través de su cuenta de instagram, nos refleja con sus fotografías la pelea cotidiana que están dando los trabajadores de la salud en esta verdadera “primera línea” de combate.

Por Gala Chilavert

“El hospital de Cremona está presto a afrontar otra noche de batalla, fuerza chicos.”

La normalidad en Italia se alteró drásticamente. Lo que se describía como una realidad propia de una ficción ante las postales de China con calles vacías, hoy es cosa de todos los días en muchos rincones de mundo en tiempos de pandemia.

 

Ayer el país alcanzó un nuevo pico, con 627 personas fallecidas en un día y miles de nuevos casos que van en aumento. Esta situación pone lamentablemente a este como el más afectado, incluso ya superando a China en la tasa de mortalidad del virus.

“No somos héroes, somos profesionales y sobre todo personas”

Italia es, a estas horas, la muestra más palpable de la importancia de un sistema de salud gratuito y de calidad, así como de la negligencia de los gobiernos a la hora de garantizar los recursos necesarios para cuidar a quienes nos cuidan, en primer lugar, las y los trabajadores de la salud.

Tienen que trabajar jornadas extenuantes, muchas veces de más de 12 horas, con una presión y desgaste enormes, con el agotamiento normal que toda persona experimenta con una carga tan fuerte de trabajo.

Nadie está preparado para una situación así, y con el rol que cobra la labor de este sector se muestra cuan importante es la acción de los trabajadores, su voluntad y solidaridad ante una situación crítica como la presente.

«No quiero olvidar lo que está pasando. Esto se convertirá en historia y para mí las imágenes son más poderosas que las palabras».

 

Una de las frases que acompaña una de las imágenes dice “no somos héroes, somos profesionales y sobretodo personas”, Paolo busca reflejar la fuerza de sus colegas, pero también su fragilidad.

El gobierno con Giuseppe Conte, de corte derechista, es responsable de la precaria situación en la que se encuentra el sistema de salud, pero también los gobiernos anteriores. Son ya décadas de recortes presupuestarios, de cierres de hospitales, pérdidas de puestos o trabajo en condiciones degradadas.

“El miedo de contagio es enorme entre nuestros profesionales sanitarios. Un abrazo liberador entre colegas luego del éxito del resultado negativo del test de Coronavirus”

En contraste al egoísmo y negligencia de los gobiernos capitalistas, que subestimaron el peligro de la pandemia y desfinanciaron la salud, se desarrollan los ejemplos de heroica solidaridad cotidiana entre los trabajadores. En este momento, en los hospitales de Italia se están librando batallas decisivas. En esta verdadera «primera línea de fuego», arriesgando su vida por salvar la de los demás, los trabajadores de la salud italianos están dejando su huella.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre