El gobierno boliviano encontró parte del armamento enviado por Macri

0
12

 

  • El gobierno boliviano anunció en las últimas horas que se encontró parte del armamento enviado por el gobierno de Mauricio Macri para la represión llevada adelante durante el golpe de Estado de 2019. Se trata de balas “anti – tumulto” de calibre 12 / 70, granadas y spray de gas pimienta, parte de las cuales fueron encontradas en depósitos de la Policía Boliviana.

Redacción

El gobierno boliviano anunció en las últimas horas que se encontró parte del armamento enviado por el gobierno de Mauricio Macri para la represión llevada adelante durante el golpe de Estado de 2019. Se trata de balas «anti – tumulto» de calibre 12 / 70, granadas y spray de gas pimienta, parte de las cuales fueron encontradas en depósitos de la Policía Boliviana.

Las municiones salieron de la Argentina autorizadas por la ANMaC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) bajo pedido de la Gendarmería Nacional, en ese entonces comandada por Patricia Bullrich. Formalmente, fueron enviadas para proteger la embajada argentina en Bolivia, pero consta que no fueron utilizadas con ese fin.

El día martes el ex – embajador argentino en Bolivia Álvarez García reconoció esto al afirmar que las municiones podrían haber llegado a «un circuito paralelo». El pedido inicial de la Gendarmería, realizado el 12 de noviembre de 2019, fue de 3.600 municiones anti – tumulto. Pero, al día siguiente, el pedido aumentó a 70.000 municiones (20 veces más). El armamento fue recibido por autoridades militares bolivianas en el Aeropuerto de El Alto (ciudad epicentro de la resistencia popular al golpe) pocos días antes de las masacres de Sakaba y Senkata, pero no existe documento legal alguno que justifique su uso.

Como justificación, altos mandos de la Gendarmería señalaron que las municiones se habrían utilizado para el entrenamiento de efectivos del Grupo Alacrán que fueron enviados a la Embajada Argentina en Bolivia. Justificación que cae en descrédito no sólo por la inmensa cantidad de munición enviada sino por el hecho de que el Grupo Alacrán (especializado controlar secuestros de rehenes) no opera con munición anti – tumulto sino con munición letal.

En función de los descubrimientos, el gobierno boliviano inició una investigación bajo disposición del Ministro de Gobierno Eduardo del Castillo, a la espera de poder identificar en los próximos días a los funcionarios militares que recibieron el armamento en El Alto. Además, el gobierno argentino ha iniciado una demanda judicial contra Mauricio Macri, que quedó en manos del juez López Biscayart y del fiscal Navas Rial.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí