• El fascista Trump anuncia la movilización del ejército contra las manifestaciones. ¡Abajo la militarización del país! ¡Viva la rebelión popular estadounidense!

En un breve anuncio televisado, el presidente estadounidense anunció que utilizará todos los recursos civiles y militares para acabar con las protestas que demandan justicia por George Floyd y desde hace una semana. También decretó toque de queda desde las 19 y que si algún gobernante se rehúsa a reprimir, enviará al ejército por su cuenta.

En un acto sin precedentes en la historia reciente, Donald Trump anunció que movilizará al conjunto de la Guardia Nacional -reserva del ejército y fuerza aérea-, las fuerzas armadas y policiales para volver a “dominar las calles” que desde hace una semana se encuentran atravesadas por las mayores movilizaciones de protesta desde la guerra de Vietnam, a las que calificó de “terrorismo doméstico”.

 

 

Hablando en cadena nacional, el presidente llevó la confrontación a su máximo punto hasta el momento, anunciando un estricto toque de queda desde las 19, hora local y lanzando amenazas de graves penas a quienes osen romperlo. También se refirió a los gobernadores y alcaldes, a quienes trató de “débiles” en twitter, para decir que si se rehúsan a reprimir la protesta social, él mismo enviará el ejército a sus estados y “resolverá el problema por ellos”.

Luego de una breves palabras alusivas a George Floyd, el magnate estadounidense pasó e intentar trazar una línea entre “manifestantes pacíficos” y los que calificó como una “turba violenta”. No escastimó en descalificaciones, tratando a los manifestantes -decenas de miles de jóvenes que han tomado las calles en un reclamo de justicia por George Floyd y todos los asesinados por brutalidad policial- de terroristas, anarquistas profesionales, vándalos e incendiarios.

Fiel a su estilo exagerado y provocador, anunció que desplegará una “abrumadora presencia policial” en todo el país, así como “soldados fuertemente armados” para poner fin a los disturbios y volver a “dominar la calle”.

Desde estas páginas defendemos incondicionalmente el derecho de movilización de la población trabajadora y la juventud estadounidense, rechazamos el despliegue de las fuerzas armadas por parte del gobierno de Trump y exigimos justicia por George Floyd y demás asesinados por el estado racista y policial.

Al momento de escribir esta nota son pasadas las 19 en Washington DC y Nueva York, por lo que el toque de queda oficialmente entró en efecto. Habrá que ver qué efecto tiene en los manifestantes, que vienen procesando una importante experiencia de lucha en las calles de las principales ciudades del país norteamericano y qué repercusión internacional tendrán estas medidas autoritarias a nivel internacional, donde las protestas cosecharon un importante apoyo y solidaridad.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre