Por Internacional de Trabajadores de Amazon

Si bien la pandemia de Corona ya ha matado a miles de personas y matará a muchas más, los almacenes de Amazon continúan funcionando las 24 horas, los 7 días de la semana.

Los gobiernos de todo el mundo ordenan el distanciamiento social, pero al mismo tiempo obligan a los trabajadores a seguir trabajando.

Los paquetes de Amazon fluyen a través de ciudades que, debido a la alta propagación del virus, han sido selladas del resto del mundo.

En los países donde el público tiene prohibido reunirse, Amazon puede operar como un “estado dentro del estado”, libre de ponernos en peligro y explotarnos, mientras miles continuamos trabajando en espacios cerrados.

Los conductores de camiones y los mensajeros subcontratados, las venas de nuestra economía global, mueven el virus entre los depósitos. Incontables bolsas pasan de mano en mano y entre instalaciones. De hecho, Amazon obliga a los trabajadores a arriesgarse a contagiarse entre sí y luego llevar el virus a nuestras familias, lo que permite su propagación.

Esta crisis ha afectado mucho a todos los trabajadores (no solo a nosotros en Amazon). ¡Algunos trabajadores, como enfermeras o trabajadores de supermercados, ni siquiera obtienen el equipo de protección adecuado!

 

Los estados de emergencia supuestamente destinados a contener la pandemia también son un intento de criminalizar incluso las más pequeñas protestas y piquetes.

Estas políticas le dan al gobierno herramientas para silenciar a los trabajadores, quienes ven que las políticas irresponsables de Amazon están facilitando la propagación del virus.

Pero incluso si Amazon nos obliga a seguir trabajando en estrecha proximidad, a un ritmo de trabajo cada vez mayor y, a menudo, sin protección de la salud, la semana pasada miles de nosotros nos organizamos para protestar.

Protestamos contra el intento de la compañía de sacar provecho de esta crisis mientras pone en riesgo nuestra salud.

Protestamos en Polonia y en España, hicimos huelga en Italia, en Francia y en Nueva York.
Demostramos que es posible en todas partes luchar por nuestra salud y nuestras vidas y que no nos detendremos.

Amazon también debe saber que un aumento salarial, diferente de un país a otro como si nuestras vidas tuvieran precios diferentes según su nacionalidad, no será suficiente para comprar nuestra salud y seguridad.

Nosotros, los trabajadores de Amazon de todo el mundo, no permaneceremos en silencio mientras la codicia de nuestros jefes y la cobardía de los gobiernos nos ponen en peligro a todos.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores en todas partes para que tomen medidas de seguridad y practiquen el distanciamiento social, pero, al mismo tiempo, ¡se organicen, protesten y estén preparados para defenderse!

Exigimos:

– El cierre inmediato de los almacenes de Amazon hasta que la Organización Mundial de la Salud declare esta pandemia de coronavirus terminada.
Durante este cierre, Amazon debe pagar a todos los trabajadores su salario completo.

– Que Amazon dé 20 mil millones de dólares a los sistemas de salud pública de los países donde Amazon mantiene operaciones.

– Hasta que Amazon cierre sus almacenes, la compañía debe conceder licencia por enfermedad remunerada a todos los trabajadores que están enfermos, en cuarentena, que necesitan cuidar a sus seres queridos o que necesitan cuidar a los niños debido al cierre de las escuelas.
Hasta que Amazon cierre sus almacenes, los trabajadores de Amazon deben recibir un plus de riesgo.

– Hasta que Amazon cierre sus almacenes, no debe haber cancelaciones o despidos relacionados con las tarifas u horas extras para que los trabajadores puedan priorizar la seguridad sobre la productividad en estas condiciones de trabajo peligrosas.

– Hasta que Amazon cierre sus almacenes, la compañía debe reducir el tiempo de trabajo en sus almacenes, sin reducir los salarios.
Los trabajadores necesitan más tiempo libre remunerado para permitirnos satisfacer nuestras necesidades básicas y lidiar con el impacto de Corona en nuestras vidas.

22 de marzo de 2020

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre