• Presidente de Perú es destituido por el Congreso. El poder lo asume el presidente del Congreso Manuel Merino, quien ya nombró como primer ministro al responsable de la matanza de líderes campesinos en el Baguaso.

Sthefanny Zúñiga

El día 09 de noviembre el presidente de Perú Martín Vizcarra fue removido de su cargo por el Congreso de ese país, con 105 votos a favor, lo cual desató movilizaciones ciudadanas en contra de este accionar.

La vida presidencial del Perú es muy agitada, es “normal” en los últimos años que los presidentes no lleguen al final de su mandato a causa de la “vacana” -destitución presidencial-, de hecho Vizcarra llegó a la presidencia tras la salida del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (arrestado por lavado de activos), gobierno para el cual fungió como vicepresidente.

El presidente recién destituido pertenece a un partido de centro derecha, cuyo ascenso se produjo tras el debilitamiento del fujimorismo. Además, el año pasado Vizcarra disolvió el parlamento dominado por la derecha conservadora afín al expresidente Fujimori. Tras eso este sector convocó a sus bases conservadoras a levantarse contra la decisión del presidente, acusándolo de autoritarismo.

Tras la destitución quien asumirá la cabeza del Estado es el presidente del Congreso, Manuel Merino (partido Acción Popular), un empresario ganadero que tuvo vínculos con el gobierno de Toledo (acusado de corrupción y arrestado). Esto ante la renuncia de la vicepresidenta meses atrás.

Merino fue el encargado de preparar la destitución, ya que antes de que el Parlamento tramitará la moción de la “vacana” (en setiembre) se contactó con altos cargos militares para “preparar el proceso” y fue uno de los impulsores de un anterior intento por destituir a Vizcarra (1). Toda una demostración de matonismo y un posible intento de conciliar con las fuerzas armadas.

En este segundo intento se acusó a Vizcarra de corrupción, aportando testimonios de varios testigos, aunque estos aún no se han verificado por las autoridades del poder judicial.

Al día de escribir este artículo y tras ascender al poder el día posterior de la destitución, ya se encuentra nombrando ministros, uno de los nombramientos que más resuena es el de Antero Flores-Aráoz como primer ministro, quien es responsable de la matanza de líderes campesinos en el Baguaso en el 2009 (2).

En cuanto a las movilizaciones, estas comenzaron en la capital y se han extendido a varios lugares, quienes se manifiestan y reclaman contra la corrupción de las élites políticas burguesas, pidiendo que “salgan las ratas”.

Las movilizaciones son reprimidas por el gobierno, justo el día de ayer cuando una marcha se dirigía al congreso unos 600 policías les atacaron con gases lacrimógenos. A día de hoy las movilizaciones dejan una treintena de detenidos y varios heridos(3).

Ante la inestabilidad política de la burguesía peruana, a raíz de las constantes pugnas por el poder entre la derecha (y la corrupción estructural) nos parece necesario que sea el pueblo trabajador quien reconstruya el país sobre nuevas bases a través de una verdadera Asamblea Constituyente libre y soberana que refleje los intereses del pueblo trabajador peruano.

Resulta importante la organización de la clase trabajadora peruana para que este proceso vaya a fondo y por la izquierda, tal como sucedió en países vecinos como Chile, Bolivia o Ecuador. Esta es la única forma de romper progresivamente con el círculo vicioso de las pugnas entre los de arriba, cuyos resultados siempre son regresivos para los sectores populares.


Notas.

1 bbc. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-54879494

2 Perú. As. https://peru.as.com/peru/2020/11/11/actualidad/1605095319_788440.amp.html

3 El Universal. https://www.google.com/amp/s/www.eluniverso.com/noticias/2020/11/10/nota/8044294/nuevo-presidente-peru-enfrenta-protestas-simpatizantes-destituido%3famp

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre