• La posición ante este hecho debe partir del no apoyo a las cortes, pero sí estar a favor de que los procesos sigan y que este primer proceso se desarrolle.

 

Entrevistamos a John de Socialismo o Barbarie Colombia sobre la situación política en el país tras la orden de la Corte Suprema de Justicia de detener y procesar al expresidente y senador Álvaro Uribe.

¿Qué impacto político tiene la prisión a Uribe en Colombia? ¿Qué relación tiene con el gobierno actual de Iván Duque?

Uribe representa al político más influyente de Colombia en las últimas décadas. Ganó esta posición por sus posturas de derecha al defender los intereses de los ricos y, entre esos ricos, a los terratenientes y ganaderos del país, por lo tanto, su objetivo principal fue contra la guerrilla, incluyendo sectores del campo, labriegos y líderes de los mismos.

Actualmente la detención preventiva, casa por cancel, ha generado en el país un torbellino político, unos lo aprueban y otros no. Ha habido movilizaciones de los dos lados en las principales ciudades del país, aunque el uribismo ha realizado caravanas vehiculares que han tenido más cobertura mediática, sin embargo, la movilización no ha sido la regla y si la expectativa y respaldo a que se deje a la justicia burguesa decidir.

Duque y Uribe son del mismo partido, el Centro Democrático, que hacen parte del régimen actual con características autoritarias y bonapartistas, que se han agudizado durante la pandemia. Duque fue el elegido por Uribe para la presidencia. Uribe fue dos veces presidente y ejercía como senador de la Republica en el último tiempo. Por lo tanto las políticas del paquetazo antiobreras vía decreto de los últimos seis meses han sido implementadas por toda la burguesía, pero en especial por el duque-uribismo.

 

¿De qué se trata el caso por el cual puede caer preso? ¿Está vinculado a la represión del Estado colombiano?

El caso surgió a raíz de una denuncia de compra de testigos que Uribe colocó en Fiscalía y Corte Suprema de Justicia contra el senador del Polo Democrático, progresistas, Iván Cepeda.

La Corte desestimó las acusaciones contra Cepeda y entró a investigar al acusador, Uribe, por el delito de manipulación de testigos. Estos son delitos leves, soborno y fraude procesal, si se comparan con los otros que Uribe tiene represados en la justicia colombiana por masacres, financiación y conformación de grupos paramilitares, falsos positivos, narcotráfico, compra de votos, asesinatos, entre otros.

La vinculación de los actuales delitos, soborno y fraude procesal, en las actuales circunstancias no necesariamente está vinculado con la represión del Estado, pero si podría ser un inicio de conectividad hacia tal fin, pero en una situación política en que las mayorías, la comunidad internacional y otros factores forcen a la justicia burguesa a avanzar en ese sentido.

 

¿Cómo ha respondido el gobierno actual? ¿Crees que la movilización ha tenido impacto en el caso?

Duque ha defendido a su amigo y mentor. Sus declaraciones no lo bajan de persona honorable y aunque llama a respetar el orden jurídico también declara abiertamente que el expresidente debe contar con su libertad personal para enfrentar su defensa.

En cuanto a la movilización, aunque ha tenido repercusión en los medios de opinión, especialmente en los que simpatizan con el gobierno, mostrando las caravanas de defensa de Uribe, estas reflejan claramente a los recalcitrantes sectores de clase media y alta, además apoyadas descaradamente por políticos y militares afines al régimen.

También lo apoyan sectores productivos y no hay que descartar que el mundo del hampa cercano al exmandatario mueva sus fichas: paramilitares, narcotráfico, etc. Todo esto para que la Corte Suprema sea presionada y amedrentada para diligenciar el caso. Todo esto indica que la posición ante este hecho debe partir del no apoyo a las cortes, pero sí estar a favor de que los procesos sigan y que este primer proceso se desarrolle.

En este punto es bueno recordar que el gobierno y el sector uribista vienen planteando, sea por vía reforma congreso o por vía asamblea constituyente, acabar con las cinco cortes, incluida la de Justicia para la Paz, y dejar una sola.

 

¿Se puede alcanzar justicia por los crímenes de Uribe confiando en los jueces?

Este caso, con los delitos mas suaves contra Uribe, esta aun en la etapa investigativa y lleva mas de dos años, aunque hay diferencias en las alturas entre el gobierno y la oposición, encabezada por el expresidente Santos, sectores burgueses y sectores progresistas en el parlamento, es muy difícil que Uribe en esta corte llegue a pagar por los crímenes de lesa humanidad y otros de relevancia.

Este proceso puede tardar cinco años, dicen los entendidos, la casa por cárcel es máximo aplicable por dos años, eso significa que este proceso podrá enfrentarlo con libertad plena mas adelante.

Los otros casos tienen implicaciones más allá de Uribe, muchos de ellos han sido crímenes donde el Estado esta vinculado directa o indirectamente, es el caso, por ejemplo, de falsos positivos, donde está vinculado el opositor de Uribe, Juan Manuel Santos, que para la época de este delito era Ministro de Defensa.

Durante la primera década de este siglo Uribe mantuvo apoyos incluso por encima del 70%, en los últimos años a descendido dramáticamente y la población de a pie y los trabajadores ya no lo apoyan.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre