• Las y los habitantes de las barriadas de las principales ciudades de Colombia protagonizaron en las últimas horas nuevos intentos de saqueos y cacerolazos.

Por Luz Licht

Las protestas se multiplican, reclamando por la falta de ayuda de los gobiernos ante la escasez alimentaria, ante el hambre que golpea en el contexto de la cuarentena para combatir el coronavirus. Recordemos que allá, el confinamiento comenzó el pasado 25 de marzo y se espera que culmine el próximo 27 de abril.

Los saqueos ocurren al menos desde el sábado pasado en distintas ciudades, como en Medellín, con el bloqueo de rutas para interceptar camiones con alimentos. En Bogotá y Cali, con cacerolas en mano, muchos salieron a protestar ante las promesas incumplidas de ayuda alimentaria y económica que no recibieron aún, a 23 días de comenzada la cuarentena.

En Cali, una mujer expresaba los motivos por los que decidieron salir a la calle: «La gente tiene hambre, está saliendo de sus casa arriesgando sus vidas y no les han traído comida. Nos dijeron que nos habían mandado dos camiones y no nos han mandado nada, no nos ha llegado nada (…) Nosotros necesitamos la ayuda

En Ciudad Bolívar, un barrio al sur de Bogotá, ocurrió un cacerolazo por segundo día consecutivo en la noche del miércoles, que reclamaba a la alcaldesa, Claudia López, que cumpliera con la ayuda prometida. El reclamo fue respondido con gases lacrimógenos del Esmad (escuadron antidisturbios).

“En las zonas rurales de Colombia, también ha habido protestas por falta de alimentos en ese periodo de cuarentena. En la región caribeña de la Guajira, indígenas Wayuu han realizado bloqueos de carreteras para exigir alimentos y agua. Decenas de ellos fueron detenidos por la policía.”

En este país, el trabajo informal alcanza índices altísimos y la parálisis económica producto del confinamiento obligatorio sin medidas de ayuda concretas se hace sentir. La opción que da el gobierno es la enfermedad o el hambre.

De allí la bronca y las acciones de protestas y reclamos que no cesan pese a la respuesta represiva de los gobiernos. Según adelantó el ministro de Salud, Fernando Ruiz, habría una apertura gradual y controlada de algunos sectores de la economía a partir del 27 de abril. En Colombia hasta ayer, 18 de abril había 3.233 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 144 fallecieron y 550 ya se recuperaron.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre