China: La variante Delta produce los rebrotes más importantes en meses

0
4

 

  • Aunque los nuevos casos se cuentan por algunos cientos, la expansión de los contagios ha producido rebrotes en numerosas provincias, lo que pone en jaque a la estrategia del gobierno Chino de contener el virus.

Redacción

El mundo sigue alerta por la expansión de la variante Delta. Detectada por primera vez en India, su alta contagiosidad ha producido que vuelvan las medidas restrictivas en muchos países que parecían haber superado definitivamente la pandemia.

Quizás el caso más emblemático sea China. Siendo el país donde se detectaron por primera vez los contagios en humanos, al mismo tiempo sus medidas de contención resultaron tan efectivas que hace meses que el país asiático prácticamente no registraba nuevos casos de Covid-19.

Pero las alertas se encendieron nuevamente los últimos días, debido a la rápida llegada de la variante Delta al país. Aunque los casos nuevos detectados sólo son algunos cientos en un país de 1400 millones de habitantes, los mismos se registraron en 17 provincias y en más de 35 ciudades.

Debido a esto, las autoridades han relanzado la campaña de test masivos, y en muchas ciudades regresaron los confinamientos. En Zhuzhou, por ejemplo, más de 1,2 millones de personas deberán quedarse en sus casas preventivamente durante los próximos tres días.

Una de las ciudades donde se detectó la nueva variante del virus es Wuhan, la localidad donde se originó la pandemia. Allí, las autoridades chinas han dispuesto testeos masivos a la población luego de que se detectaran tres casos en las últimas 24 horas. Es la primera vez en meses que no pueden establecerse el nexo epidemiológico de nuevos contagios en la ciudad.

Un doble desafío

Más allá de su éxito en la contención de la pandemia, para China este rebrote no es igual a los anteriores. No sólo por tener que lidiar con la mayor contagiosidad de la cepa Delta, sino también porque los nuevos contagios han sido detectados en distintos puntos del país, sin que se pueda establecer nexo epidemiológico entre todos ellos.

Esto constituye un desafío para el gobierno Chino, ya que hasta ahora la estrategia -que fue efectiva- había consistido en contener los lugares donde se producían rebrotes aislándolos del resto del país. De esta manera, cuando estallaron los contagios en Wuhan a inicio del 2020, China logró evitar que el virus se propague de manera masiva al resto del país.

Se verá si esta estrategia seguirá siendo útil frente al panorama que abre la aparición de casos confirmados en distintas regiones del país, en algunas de ellas con circulación comunitaria. Si esta tendencia se confirma, sería la primera vez que China se enfrenta ante una situación de contagios fuera del estricto control frente al que habían estado contenidos en las anteriores oleadas de contagios.

Por otra parte, el rebrote de Covid-19 también enciende las alarmas de las autoridades chinas desde el aspecto económico. Si los contagios se multiplican y las medidas de confinamiento regresan masivamente, la ya golpeada recuperación económica del gigante asiático se verá aun más afectada.

El crecimiento de China fue menor de lo esperado en abril-junio, y la aparición de la variante Delta podría profundizar esa ralentización. China puede verse desafiada por retomar el camino de las medidas estrictas para contener el virus que hasta ahora le dieron resultado, pero esta vez pagando consecuencias económicas en un contexto donde otras principales economías del mundo ya se están recuperando a niveles prepandémicos.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí