• Durante el día lunes 06 de Octubre las y los trabajadores de la salud desarrollaron diversas manifestaciones a nivel nacional, exigiendo medidas para paliar los efectos que ha tenido la pandemia de covid-19 en el sistema de salud.

Nicolás Mestre

Tras varios meses en que la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 y las medidas de control social ordenadas por el Ejecutivo mediaran sobre la rebelión de Octubre de 2019, las calles del país y particularmente de la capital vuelven agitarse con diversas demandas de distintos sectores.

Esta vez fueron las y los trabajadores de la salud, agrupados en la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (FENATS), quienes convocaron a una manifestación de carácter nacional.

Hace unas semanas atrás, las y los Técnicos en Enfermería de Nivel Superior (TENS) ya habían realizado una manifestación exigiendo su incorporación en el Código Sanitario, debido a que en la actualidad, los estudios superiores que realizan no son considerados en el sistema de salud. Así, los salarios de este sector de trabajadores están muy por debajo de los profesionales de la salud que si son reconocidos en dicho código.

Son ellos los más expuesto a la pandemia, la “primera línea” de combate contra el coronavirus, los que primero reciben a los pacientes y brindan la primera respuesta, además de ser quienes están la mayor parte del tiempo en contacto con los enfermos.

Durante estos meses además de haber tenido una alta demanda asistencial y una baja ayuda por parte del gobierno se han visto expuestos gravemente al contagio. De hecho, los gremios denuncian al Ejecutivo por el mal manejo de la pandemia, lo cual ha causado que a la fecha sean cerca de 23 mil los funcionarios de la salud contagiados por el virus.

Es así como en horas del mediodía se realizó una concentración a las afueras del Ministerio de Salud y leyeron un comunicado exigiendo al gobierno que se otorgue un bono compensatorio por la pandemia, mayores condiciones de seguridad para el personal, reconocimiento de los años de estudio a las y los TENS incorporándolos en el código sanitario y que cese la persecución sindical.

Los gremios denuncian persecución sindical incluso dentro de las oficinas del Ministerio. Esto tuvo de hecho su capítulo más álgido el 01 de Octubre, cuando en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública, uno de los mayores centros asistenciales de la Región Metropolitana, trabajadores estuvieron en paro indefinido acusando a la dirección del hospital de hostigamiento y persecución sindical.

La jornada tuvo manifestaciones en las principales ciudades del país. En la ciudad de Concepción, por la excusa de la cuarentena que rige la ciudad, los Carabineros reprimieron duramente a los manifestantes, deteniendo ilegalmente a un funcionario que no se encontraba generando «disturbios». La respuesta de los «pacos» fue en la tónica de abuso policial y violación de derechos humanos que tantas veces hemos visto repetirse luego de la rebelión de Octubre.

Quizá por eso, antes de retirarse de las afueras del Ministerio de Salud, les trabajadores dejaron un simbólico “candado de la dignidad”, cansados ya como buena parte de la clase trabajadora chilena de los abusos, la sobreexplotación y precariedad laboral.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre