• Las manifestaciones siguen ocupando las calles de Santiago y otros puntos del país luego de que Carabineros arrojara a un joven a un río.

Redacción 

Luego del enorme repudio que suscitó la acción criminal de Carabineros en la represión del viernes 2 de octubre, cuando arrojaron en las cercanías de la Plaza de la Dignidad en la capital del país a un manifestante de 16 años desde un puente, la institución confirmó en las últimas horas que el joven  “está en calidad de detenido”. Tal decisión es digna de calificarse como toda una provocación, tal como el discurso de miembros de esa fuerza que insisten en que A.A se cayó solo.

Por otro lado en las últimas horas se confirmó el proceso de expulsión de la policía de Sebastián Zamora, el responsable de arrojar al adolescente desde el Puente Pío Nono al Río Mapocho. Sin embargo, la razón formal por la que es expulsado es por una “falta grave administrativa”, por haber llevado una cámara personal durante el operativo de represión. Recordamos que hace tres días se emitió por parte de un Juzgado de Garantías la orden de detención por “homicidio frustrado” contra Zamora.

Frente a las protestas en las calles y el repudio masivo en las redes el gobierno de Sebastián Piñera eligió dar un mensaje ayer por la tarde a través de su vocero: “Nosotros respaldamos a la institución de Carabineros (…) cada persona que está ejerciendo el cargo significa que tiene la confianza del presidente”. El mismo elige respaldar a los asesinos, violadores y torturadores de esta fuerza sin margen para segundas lecturas. Durante la emisión de este discurso la fiscalía número 3 de Oriente confirmaba la detención de 3 carabineros acusados de torturas contra detenidos el 20 de octubre de 2019 en la comisaría 43 de Pañolen.

La situación en Chile en las últimas horas está atravesada por la represión a las importantes manifestaciones callejeras de cientos de miles en diversos puntos del país en reclamo de la liberación de las y los presos políticos detenidos en el marco de la revuelta popular del 2019. El cuestionamiento contra la política represiva de Piñera y su gobierno crece día a día y, episodios como el del Puente Pío Nono marcan el carácter de la urgencia de derrotar esa política represiva criminal del mismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre