Canadá: extrema derecha antivacunas bloquea la capital, contramarchas del personal de salud

0
1

 

  • Antivacunas y grupos de ultraderecha paralizan Ottawa contra la vacunación y las medidas sanitarias. También agredieron a trabajadores del sistema de salud, que salieron a la calle en respuesta.

Redacción

El centro de la capital canadiense se encuentra paralizado hace varios días por una numerosa protesta de activistas antivacunas, la mayoría de ellos camioneros que han bloqueado con sus vehículos las principales calles de la ciudad. A ellos se le sumaron organizaciones de ultraderecha de estilo trumpista, libertarios, neo-nazis y movimientos conspirativos.

El conflicto estalló luego de que el Primer Ministro, Justin Trudeau, decretara la vacunación obligatoria para cruzar la frontera con Estados Unidos. Ello enfureció a un sector de los camioneros que se niegan a vacunar. A pesar de que las estadísticas muestran que son una minoría (encuestas indican que el 90% de los camioneros ya están vacunados o estarían dispuestos a hacerlo), los bloqueos a las principales calles con sus camiones, y sobre todo al puente Ambassador (que une al país con la ciudad estadounidense de Detroit) han generado un verdadero caos en el país.

Rápidamente, la movilización fue copada por grupos de ultra derecha de corte trumpista, cuando no directamente neo-nazis. Estos grupos llevan banderas confederadas y con esvásticas. Llamaron a la protesta como «El Convoy de la Libertad», y los más radicalizados promueven una acción análoga al asalto al Capitolio que los seguidores de Trump ensayaron el 6 de enero de 2021.

De hecho, el propio Trump manifestó su apoyo al movimiento y llamó a replicarlo en Washington. En algunas pancartas pudo leerse la consigna «Make Canada Great Again» (Hacer a Canadá grande de nuevo), importando el slogan electoral de Trump.

Aunque todavía no se han registrado intentos de ese calibre, algunos políticos que se manifestaron a favor de la vacunación obligatoria han recibido agresiones. La concejal de centro-izquierda Karrie Porter ya recibió dos ataques en su domicilio por parte de grupos de derecha. La primera vez fue justo después de Navidad, cuando su casa apareció pintarrajeada con consignas de odio, mensajes antivacunas y esvásticas. Apenas un mes después, las ventanas de su casa fueron apedreadas en plena madrugada, destruyendo varios vidrios de la vivienda.

Contra-marchas

También trabajadores de la salud han sufrido golpes y amenazas por parte de los antivacunas movilizados. Esto desató un fuerte repudio en gran parte de la sociedad canadiense, y no sólo en las redes sociales.

Médicos y enfermeros organizaron contra-marchas en todo el país, en defensa de las vacunas y la ciencia y exigiendo un sistema de salud público y universal. Además, rechazaron los ataques y las agresiones fascistas contra el personal de salud.

 

Lejos de ser una marcha en defensa de Trudeau, los trabajadores de la salud enfrentan a la ultra-derecha con sus propias reivindicaciones. Defienden un sistema de salud público y un programa de atención universal, así como mejores salarios para el personal sanitario.

Las manifestaciones de apoyo al personal de salud se replicaron en diversas ciudades como Ottawa, Ontario y Toronto.

Los hechos de los últimos días vienen a expresar en Canadá la polarización política que se registra en todo el mundo, acelerada y profundizada por la crisis abierta por la pandemia. Así como también muestra que sólo los trabajadores tomando en sus manos los asuntos sociales pueden ofrecer una genuina salida a la crisis.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí