• Bolsonaro dejó morir a más de 100 mil personas de un “resfriadinho” en el segundo país con más infectados del mundo. Sus anuncios al respecto fueron para desmentir la cifra y acusar a gobernadores y médicos.

Virginia Bertoldi

A seis meses del comienzo de la pandemia, el sábado pasado Brasil superó los 100 mil decesos. De esta manera, la cifra representa el 7,2% de fallecimientos a nivel mundial y hablando de contagios, los más de 3 millones representan el 6,5%. La tasa de mortalidad es gravísima, de 47,7 cada 100.000 habitantes.

Estas son solo los números oficiales. En Mayo, el epidemiólogo Pedro Hallal, realizó un estudio que arrojaba contagios 7 veces mayores sobre las cifras oficiales. 1 De esta manera, se calcula que en realidad el número de contagios en Brasil sería de 18 millones y no 3 millones.

Cínicamente el presidente genocida Bolsonaro compartió un tweet de la Secretaría de Prensa de Brasil que dice “Todas las vidas importan: las que se van y las que se quedan. Lamentamos las muertes por Covid, así como por otras enfermedades. Nuestras oraciones y esfuerzos tienen la fuerza de un Gobierno que lo da todo para salvar vidas. Se brindó toda la asistencia posible a la salud de los brasileños.”

Siendo coherente con su línea negacionista de la gravedad de la pandemia, acusó a los gobernadores de haber inflado los números y a los médicos de haber contabilizado muertes por coronavirus sin haber hecho autopsias, siendo que ese mismo sábado se registraron 49.970 casos positivos en todo Brasil.


1 http://izquierdaweb.com/america-latina-es-el-nuevo-epicentro-de-la-pandemia/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre