• Los trabajadores de reparto por aplicación de San José de los Campos en San Pablo, Brasil, entraron en el séptimo día de una paralización de actividades histórica contra la precarización de su trabajo y por una mejor remuneración.

Redacción

Esta huelga tiene lugar en un momento de defensiva de la clase obrera, es una movilización articulada de forma autónoma y sin intervención de la burocracia. Este es un ejemplo que debe ser seguido por el conjunto de la clase trabajadora.

Los entregadores son una categoría que trabaja bajo las condiciones más brutales de explotación capitalista. Son obligados a cargar con todo el costo de sus vehículos, no tienen acceso a los derechos laborales, lugares para higiene o refrigeración y, además de eso, están remunerados miserablemente con una tasa de 5,31 reales por entrega.

La huelga que tiene como reivindicación mas importante una tasa mínima de 7 reales y que  aumente 2 reales por cada kilómetro rodado, prácticamente se paralizó el sistema de entrega en San José. Ante la fuerza del movimiento, la Ifood – empresa que monopoliza las entregas por aplicación – fue obligada a abrir una negociación con los huelguistas proponiendo 6,50 reales de tasa pero, sin querer dar ningún aumento por kilómetro rodado.

La Ifood, además de no atender la justa reivindicación, como hace toda patronal, intenta desmovilizar la huelga con una promesa de que de aquí a 30 días darán un aumento por cada kilómetro rodado. La empresa no para por ahí, hoy comenzó a amenazar a los entregadores con llamar a la policía para reprimir el derecho democrático de libre organización. Pero, los entregadores conocen las maniobras de las empresas de entrega por apps y dicen que solo volverán al trabajo si los aumentos comenzaran de inmediato y que van a resistir a toda y cualquier tentativa de intimidar su lucha.

En este momento de ataques a nuestros derechos económicos, como en el caso de la privatización de los Correos y de la reforma administrativa, del golpismo de extrema derecha para atacar nuestros derechos democráticos. Es fundamental que todos los sindicatos, centrales sindicales y partidos de izquierda cubran esta huelga de solidaridad, no aceptando ninguna forma de intimidación, fortaleciendo los piquetes de huelga, boicoteando a Ifood y difundiendo esta lucha en todos los medios posibles.

Esta huelga es parte de una lucha internacional de los entregadores en todo el mundo contra la precarización, por derechos laborales y, fundamentalmente, para conquistar el reconocimiento como categoría de trabajadores que tienen derechos económicos, de lucha y organización.

Fue parte de estas acciones nuestro compañero Renato Assad, que desde San José de los Campos apoyo directamente al movimiento de huelguistas, junto con toda la militancia de Socialismo o Barbarie-Tendencia del PSOL apoyando esta lucha a través de la viralización de vídeos de apoyo entre otras iniciativas.

 

Traducida del portugués por Luz Licht

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre