Por Socialismo o Barbarie Bolivia

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) aprobó la ampliación del mandato de las autoridades de los órganos Ejecutivo, Legislativo y subnacionales este miércoles (15). La ley tiene como objetivo asegurar el gobierno hasta que se realicen nuevas elecciones y se posesione a los representantes elegidos por el voto. La extensión del mandato fue una solicitud de la presidenta interina que, además de ser un instrumento del golpe de estado, pretende ser candidata en estas elecciones.

El mandato de las autoridades nacionales debía fenecer el 22 de enero, pero como la elección del 20 de octubre de 2019 fue anulada por supuesto fraude quedaron sin efecto. Entonces, las elecciones se realizarán el 3 de mayo y la posesión sería en junio, pero incluso esos plazos se prorrogarán un mes más de haber una segunda vuelta. Todo esto en un entramado golpista que, sin dudas, evidencia de que estas elecciones serán amañadas para que la derecha oligarca y racista tome el poder por “una vía legitimadora” que hoy no la tiene.

Todavía no se han definido los candidatos, aunque hay algunas intenciones. Lo que se ve a primera vista es que la derecha golpista estaría con varios candidatos sin todavía conseguir una unificación, cosa que aún es “preocupante” para lo sector, porque el MAS sin un candidato confirmado tendría mayor intención de votos que cualquier postulante al puesto presidencial. Pero por el otro lado, el gobierno actual viene haciendo persecuciones y encarcelando a los opositores como es el caso del exministro Carlos Romero o el cercamiento a la embajada de México donde se encuentran en situación de asilo varios funcionarios del gobierno.

Todo esto demuestra las intenciones del gobierno. Una medida del golpismo fue la liberación de los opositores del gobierno de Morales para instalar un nuevo régimen político que revierta los avances que se tuvieron entre los explotados y oprimidos. La antigua Bolivia blanca, racista y republicana había tenido varias pérdidas con el anterior régimen político. Añez y Murillo quieren darle nueva vida a los que se fueron o escaparon de la justicia.

En oposición a las persecuciones a activistas sociales el gobierno golpista abrió las puertas a Branko Marinkovic, exiliado del país hace más de 10 años por ser parte de las bandas fascistas cruceñas o como el caso de Leopoldo Fernández, que fue liberado inmediatamente el gobierno de Añez se establece, recordemos que este nefasto personaje fue culpado por la masacre del Porvenir en Pando con un saldo de 20 campesinos muertos. Enumeramos estos dos por ser los más emblemáticos, pero la lista podría continuar ampliamente como el ex prefecto de Tarija Mario Cossio, prófugo en Paraguay hasta hace pocos días. Él fue acusado de corrupción en el ejercicio del cargo en la justicia administrativa. En marzo de 2018 fue sentenciado a seis años de cárcel por la comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito y favorecimiento al enriquecimiento ilícito.

O sea, estas elecciones se presentan desde ya como fraudulentas y amañadas para que un candidato elegido desde el país del norte se haga cargo de las riquezas de nuestro país en detrimento de la población trabajadora y a favor de los capitales trasnacionales. Es inaceptable que Añez continúe como presidenta. El propósito de esta extensión es consumar el golpe de estado de la derecha fascista y fortalecer una figura política que satisfaga los intereses del imperialismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre