• La utilización de los términos Birmania o Myanmar tiene un trasfondo político. Tras la independencia en 1946, Birmania siguió conservando el nombre que tuvo desde tiempos anteriores a la colonización británica, Burma en inglés y Birmania en español.

Marcelo Buitrago

La utilización de los términos Birmania o Myanmar tiene un trasfondo político. Tras la independencia en 1946, Birmania siguió conservando el nombre que tuvo desde tiempos anteriores a la colonización británica, Burma en inglés y Birmania en español.

La junta militar que dio un golpe de Estado en Birmania en 1989 cambió el nombre del país al de República de la Unión de Myanmar. Este cambio de nombre está actualmente reconocido por Naciones Unidas y por la Unión Europea, no así por Estados Unidos y Gran Bretaña.

Cuando los ingleses colonizaron el país eligieron el nombre Burma, aunque en el mismo territorio también se usaba el término más formal Myanmar. Algunos independentistas reivindicaron esta segunda fórmula a partir de los años 20, como forma de recordar la historia de su reino antes de la llegada de los ingleses.

Genocidio rohinyá

En Myanmar son bengalíes. En Bangladesh, birmanos. Los musulmanes rohinyas son apátridas; una ley racista de 1982 los excluye de la ciudadanía. Las raíces de esto no responden a un enfrentamiento ancestral entre comunidades, sino que hay que buscarla cuando Myanmar era parte del Imperio Británico con los actuales Bangladesh, Pakistán e India.

Las autoridades coloniales para evitar revueltas unificadas de distintas culturas dividieron a la población según líneas étnicas y religiosas, asignando oficios y segregando las poblaciones dentro de las ciudades: divide y reinaras: así el principal movimiento nacionalista Thakins se formó en 1930 a partir de disturbios raciales entre trabajadores portuarias hindúes y rompehuelgas locales en Rangún.- los británicos reclutaron rompehuelgas locales para derrotar una huelga en los muelles, estimándose que murieron 200 personas en los enfrentamientos. El nacionalismo surge entonces con la ideología de la supremacía birmana y un budismo extremo. Su líder Aung San (padre de La Dama) argumentaba que “solo los birmanos y los sahanes pueden considerarse una nación”, acusando a los trabajadores indios de ocupar puestos de trabajo birmanos y de empobrecer a los campesinos con la usura.

Los operativos de limpieza étnica en 1991 y 1997 se intensificaron en 2013 con unos 600 muertos y 80.000 desplazados, La ONU lo ha calificado de genocidio con un saldo de unos 700.000 desplazados y 25.000 muertos.

Miles huyeron de sus hogares en 2017 en el oeste del país ante un operativo de limpieza étnica del ejército. La Dama respaldo la represión, describió a los rohinya como “bengalíes” que “prendieron fuego a sus propias propiedades” y luego respaldo al Ejército ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre