• Junto al movimiento Aborto Legal Costa Rica (ALCR) presentamos públicamente una propuesta de proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo.
  • Celebramos la convocatoria unitaria para el 8M que convoca movilizar en todo el país. Vamos a las calles a exigir ¡Aborto legal ya!, ¡Ni una menos! y ¡Fuera el FMI!.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, junto al movimiento Aborto Legal Costa Rica (ALCR) presentamos públicamente una propuesta de proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo. Las Rojas celebramos este gran avance en la lucha por nuestro derecho a decidir y hacemos un llamado a seguir fortaleciendo los espacios de organización y protesta callejera, ya que solo nuestra fuerza colectiva podrá garantizar que sea ley.

Crece la organización feminista en Costa Rica 

El movimiento de mujeres es uno de los más dinámicos a nivel internacional y en los últimos años se extendió por el mundo, evidenciando las profundas desigualdades y violencias que ejerce el sistema capitalista y patriarcal sobre mujeres, niñas y diversidades. Pero también logró conquistas históricas, como fue el caso de nuestras hermanas argentinas que, luego de décadas de movilización, hoy tienen el acceso a aborto legal, seguro y gratuito.

En Costa Rica, producto del impulso internacional de la Marea Verde, en 2018 se conformó ALCR, un movimiento que agrupa distintas organizaciones, colectivas y activistas que rápidamente se organizó contra la misoginia del gobierno del PAC. Recordemos que Carlos Alvarado postergó la firma de la norma técnica para el acceso al aborto terapéutico, pero la presión de la movilización logró garantizar el acceso a este derecho y también nos puso en pie de lucha por el Aborto Legal.

En estos años diversas acciones dieron continuidad a la lucha feminista en nuestro país, levantando la voz por ni una menos, replicando la lucha contra el Estado opresor impulsada por la primera línea chilena, denunciando el acoso en la universidades al igual que las mexicanas, entre otras expresiones que dieron lugar al surgimiento de nuevas organizaciones y colectivas en todo el país.

El 2020 inició con una marcha histórica el 8M, la cual congregó 10.000 mujeres en las calles de San José con pañuelos verdes y morados exigiendo aborto legal ya. Lamentablemente, la pandemia puso freno a este proceso, pero con la crisis sanitaria y económica la violencia patriarcal se profundizó. Los femicidios, agresiones, abusos, desapariciones, embarazos no deseados y el desempleo femenino aumentaron significativamente, disparando una ola de protestas feministas en todo el país. Una nueva generación de jóvenes y niñas se abre camino en el movimiento ocupando las calles con rabia y desesperación ante un futuro que no les da lugar.

Ante esto, Las Rojas impulsamos distintas iniciativas para fortalecer el movimiento de mujeres. Junto a Aborto Legal Costa Rica, trabajamos la construcción de un proyecto de ley por el aborto legal y garantizamos plantones frente a Casa Presidencial el 8A y el 28S. Asimismo, durante los primeros meses de cuarentena realizamos más 10 plantones frente a los Tribunales de Justicia denunciando la impunidad de los femicidas y violentos. Nos sensibilizamos con la lucha de los familiares de las víctimas de femicidio e impulsamos la Coordinadora Feminista contra Femicidos e Impunidad, que agrupa colectivas, familiares y activistas de distintos puntos del país.

Así, llegamos a un 25N donde logramos articular la primera marcha con expresiones regionales contra la violencia hacia las mujeres. Una imagen impactante fue la movilización en San José  con la participación de unas 5.000 personas, encabezada por fotografías gigantescas de las víctimas de femicidio, cargadas por su familias y amistades. Ese día marchamos por justicia para todas las que ya no están, pero también denunciamos la responsabilidad del gobierno y las instituciones del Estado, exigiendo una Declaratoria de Emergencia Nacional por Violencia Patriarcal y la destitución del director del OIJ Walter Espinoza.

Perspectivas para el 2021

Sin duda, la pandemia continuará por este año (e incluso hasta el 2022), por lo cual es una realidad que tenemos que asumir y con la cual nos toca convivir; pero si algo aprendimos del año anterior, es que no puede ser un freno para nuestra organización. Por eso insistimos en utilizar la virtualidad a nuestro favor, con el objetivo de articular e impulsar las luchas callejeras en todo el país.

Los ataques neoliberales del gobierno también se profundizan y golpean con mayor impacto a las mujeres. Los acuerdos con el FMI impondrán una realidad más precarizada para las mayorías trabajadoras, amarrando la economía del país a los intereses imperialistas.

Las Rojas entendemos que las mujeres tenemos que tomar postura sobre todos los asuntos de la sociedad, por eso junto al Nuevo Partido Socialista (NPS), impulsaremos dos candidaturas a diputación de mujeres trabajadoras, feministas y socialistas, para que haya expresiones que defiendan los intereses de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud en las próximas elecciones.

Por una Campaña Nacional por Aborto Legal

En Costa Rica 14.000 adolescentes son madres al año, el 50% de los embarazos son no deseados; que se nos niegue a disponer de nuestro cuerpo y se nos imponga la maternidad como proyecto de vida, nos objetiviza y no expone a más violencia. Es necesaria la inmediata separación de la iglesia y el Estado, para poder acceder a un educación sexual, laica, científica y feminista, así como a métodos anticonceptivos; negarnos como sujetos de derecho y decisión es una violación a nuestros derechos humanos.

Ahora que tenemos un proyecto debemos poner en marcha una Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito que logre juntar las firmas necesarias para presentarlo como iniciativa popular. Pero sobre todo es imprescindible que continuemos movilizando para ganar en conciencia a una mayoría social que apoye nuestro derecho a decidir. Porque  la Asamblea legislativa es una cueva de conservadores y neopentecostales que buscan legislar sobre nuestros cuerpos, solo la presión en las calles podrá hacer que sea ley.

Por un movimiento de mujeres de lucha

Cada vez son más jóvenes y organizaciones regionales las que se suman la lucha feminista, fortalecer los espacios de articulación y debate es fundamental para impulsar un movimiento independiente del gobierno. Pensamos que un Encuentro Nacional de Mujeres nos permitiría analizar perspectivas y estrategias para luchar por nuestros derechos e intereses de forma coordinada.

Los feminismos tienen diversas expresiones y estrategias, por lo que nos toca problematizar aquellas que entendemos no aportan al avance del movimiento. Hemos visto cómo ante la lucha contra la justicia patriarcal algunas colectivas intentaron generar confianza con las instituciones del Estado, que es el principal responsable de reproducir la violencia patriarcal y capitalista. Criticamos también la postura del feminismo radical que reproduce un discurso transfóbico y no se compromete en los espacios de organización colectivos. Por último nos diferenciamos de la estrategia oportunista de Pan y Rosas que decidió separarse de ALCR y busca instrumentalizar el nombre de Marea Verde CR para construirse por aparte de las experiencias en curso.

Celebramos que todos estos debates, hoy se expresan en una convocatoria unitaria para el 8M que convoca movilizar en todo el país. Vamos a las calles a exigir aborto legal ya, ¡Ni una menos! y Fuera el FMI. Esperamos que esta nueva experiencia tenga continuidad, ya que sólo unidas podremos hacer del movimiento una verdadera trinchera de lucha y organización contra la violencia patriarcal y capitalista.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre