• Seguimos organizándonos por Ni Una Menos. 

Mika Alba

Varias organizaciones, colectivas de mujeres, familiares de víctimas y activistas independientes de distintas zonas del país, nos reunimos virtualmente con el objetivo de conformar la Coordinadora Feminista contra la Impunidad y los Femicidios.

Desde Las Rojas impulsamos este espacio amplio de organización y lucha, porque entendemos que, ante el aumento de violencia machista y la impunidad que le otorga la justicia patriarcal a los femicidas y violentos, sólo nuestra fuerza colectiva puede frenar tanto atropello. Por eso celebramos la amplia participación que logró confluir para coordinar propuestas y futuras acciones.

En las reuniones se valoró que es posible torcerle el brazo a los femicidas y fallos patriarcales, salir a luchar para que no seamos las mujeres quienes tengamos miedo. Así como se demostró el pasado 6 de setiembre, cuando miles de mujeres irrumpimos las calles del todo el país al grito de ¡Ni una menos! Asimismo, se discutió sobre la potencialidad de la Coordinadora Feminista para articular y organizar acciones de lucha, como la construcción de una campaña permanente contra los feminicidios que vincule lucha, arte y comunicación, además de espacios para intercambiar información.

Se propuso hacer una “Campaña de denuncia rabiosa y sorora” y salir a la calle cada vez que hay un feminicidio. También crear una agenda programática de lucha para exigirle al gobierno del PAC que invierta presupuesto para combatir la violencia patriarcal con medidas preventivas; además, exigir al Poder Legislativo y Judicial que aplique la caratula de Femicidio Ampliado bajo los criterios de la convención de Belén do Pará. También demandar la implementación de protocolos de investigación con perspectiva de género y derechos humanos, para que ningún caso quede impune y garantizar cárcel efectiva a los femicidas, abusadores y violentos, así como la destitución de todos los jueces y funcionarios que amparen a los violentos o abusen de su poder contra la integridad de las víctimas.

Estar alertas ante el avance de los fundamentalista y anti derechos en las instituciones públicas, por ejemplo, la situación en la Asamblea Legislativa donde existen dos proyectos de ley que buscan eliminar el feminicidio, dejándolo como un homicidio calificado. Del proyecto de Paola Vega se caracterizó como limitado y que como espacio debemos mantener independencia política que, si bien queremos mejores penas, nuestra lucha no se restringe a lo punitivo.

Una agenda neoliberal que golpea con mayor fuerza a las mujeres fue señalada como preocupación. El desempleo femenino de más de 30%, vulnera nuestros derechos, condiciones de vida y autonomía exponiéndonos a más violencia.

Por último, hablamos que la crisis sanitaria no puede ser un freno para nuestras luchas ni una excusa para que nos sigan violentando.

Acordamos mantener este espacio de organización, donde ya desarrollamos nuestras primeras propuestas y exigencias:

*Continuar con las protestas indefinidas contra la Impunidad y los femicidios con las medidas sanitarias adecuadas.

*Repudiar el accionar misógino de las instituciones que amparan a femicidas y violentos. Exigir la inmediata destitución del director del OIJ Walter Espinoza.

*Rechazar la violencia machista de los medios de comunicación.

*Exigir al Poder Judicial que abra una comisión para revisar todos los casos de impunidad a femicidas y abusadores y violentos, con participación de organizaciones y colectivas de mujeres.

*Exigir al Poder Legislativo que se amplíe la caratula de Femicidio Ampliado, respetando los acuerdos internacionales, como es la Convención Belém do Pará.

*Exigir al Poder Ejecutivo que el presidente Carlos Alvarado responda públicamente ante los casos de impunidad y femicidios. Que asuma junto al INAMU un compromiso real, con una Declaratoria de Emergencia Nacional por femicidios y violencia patriarcal.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre