Las Rojas

Familia sufre amenazas y pide no olvidar femicidio de Yendri, una joven de 16 años que fue secuestrada, violada y asesinada por un vecino en 2019. Durante 9 días sus seres queridos la buscaron en la zona, hasta que el 30 de agosto encontraron su cuerpo enterrado en una propiedad que se ubica a pocos metros de su casa en de Batán, en Matina de Limón

Ya se cumplió un año de su femicidio, todavía no habido justicia para Yendri Loaiza Fernández, su femicida esta libre y su familia está sufriendo amenazas de muerte por continuar con la investigación. Sady Fernández, madre de Yendri, comentó que todas las semanas llaman a las autoridades judiciales, pero no ven avances en el caso. Lo último que les dijeron es que se estaba a la espera de los resultados de unas pruebas de ADN hechas en el cabello de la víctima que al parecer estarían listos a finales de este mes.

De hecho, hasta junio la familia recibió los resultados de la autopsia de Yendri, la cual reveló que su muerte se debió a una asfixia mecánica. Resulta repudiable el accionar de las autoridades del Estado y en particular en OIJ que se demore más de un año en la prueba de ADN, mientras los sospechosos fueron dejados en libertad. Un conocido de la víctima quien supuestamente vendió la bicicleta que Yendri usaba el día que desapareció, es principal sospechoso y está libre.

Las Rojas nos solidarizamos con la lucha por justicia para Yendri, es inaceptable la impunidad que se le otorga a los femicidas y violentos, hacemos responsable al gobierno de Carlos Alvarado de no asumir un compromiso serio contra la violencia patriarcal. Exigimos se acelere la investigación y se garantice la seguridad de la familia.

Lamentablemente este no es un caso aislado, toda la estructura del Poder Judicial tiene un carácter patriarcal, sistemáticamente distintos funcionarios deciden ser cómplices de los violentos y estigmatizar a las víctimas. Ejemplo de ello es la bochornosa investigación por la desaparición de Allison Bonilla o las misóginas declaraciones de director de el OIJ Walter Espinoza sobre el femicidio de Luany, luego de quien fue su familia la que tuvo que desenterrarla.

Es necesario una declaratoria de emergencia nacional por femicidios y violencia patriarcal para que el Estado junto al INAMU invierta presupuesto en políticas públicas para combatir la violencia hacia las mujeres, niñas y diversidades. Es importante que el movimiento feminista siga en las calles por ni una menos, pero también que nos organicemos por nuestras exigencias. Las Rojas estamos impulsando una Coordinadora Feminista contra la Impunidad y los Femicidios que permita articular las luchas por una campaña permanente contra la violencia patriarcal.

#NiUnaMenos #VivasYLibresNosQueremos #BastaDeJusticiaPatriarcal #ElGobiernoEsResponsable

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre